Rubén Cruz, en un partido con el Albacete ante el Valladolid.
Rubén Cruz, en un partido con el Albacete ante el Valladolid.

Cádiz CF

Rubén Cruz, un puntal más para una delantera que asusta

El Cádiz CF confirma el fichaje del atacante procedente del Albacete, que firma por un año y completa un amplio abanico de posibilidades para Cervera

Por  13:04 h.

Competencia y de la dura es la que se va a dar la próxima temporada en cada entrenamiento del Cádiz para optar a un puesto en la delantera. Salir de inicio en la punta de ataque vestido de amarillo se pagará a un precio muy caro, porque de ello se ha encargado la dirección deportiva con los refuerzos realizados este verano.

El último, el de Rubén Cruz, atacante de 30 años que militó las tres últimas temporadas en el Albacete. El Cádiz confirmó ayer su fichaje, que ya adelantó el pasado lunes este medio, para la próxima temporada.

El utrerano se suma, de esta forma, al internacional jerezano Dani Güiza, cuya continuidad se ganó la pasada campaña sobre el campo, Gorka Santamaría, la perla cedida por el Athletic que tiene que explotar la próxima campaña en el fútbol profesional, y Ortuño, el delantero más codiciado en toda la Segunda División que cuenta con experiencia en la máxima categoría, y que se incorpora en calidad de cedido por la UD Las Palmas.

Y su aterrizaje en la entidad de Carranza acelerará la salida de Despotovic, que ya no tiene sitio en el plantel cadista y cuya marcha se producirá, presumiblemente, en los próximos días. Su buen rendimiento en lo que va de pretemporada, en la que ha marcado tres goles, no le va a servir para quedarse. Los frutos llegaron demasiado tarde y Cordero ya le dijo claro que no cuenta con él.

La llegada de Cruz pone, además, de manifiesto que a pesar de que la nueva dirección deportiva del equipo, ahora en manos de la dupla que forman Quique Pina y Juan Carlos Cordero, vende el mensaje de permanencia para la próxima temporada, hay mimbres más que de sobra para convertirse en una de las sorpresas de la categoría.

El delantero que acaba de incorporar a sus filas el Cádiz ha sido la referencia ofensiva del Albacete en las tres campañas en las que ha estado. Con los manchegos logró el retorno a Segunda en una temporada de ensueño, en la que marcó 26 goles convirtiéndose en el máximo anotador de la categoría de bronce. En sus dos temporadas en el fútbol profesional ha ofrecido un enorme rendimiento que le ha servido para llamar la atención del equipo amarillo. La última participó en 33 encuentros y anotó siete dianas, que no le valieron al Albacete para salvar la categoría.

Su polivalencia puede ser una carta más que utilizar por parte de Álvaro Cervera, puesto que se puede acomodar sin problemas en la banda izquierda. En ese extremo deleitó en muchos partidos en su paso por el Écija y también en su larga etapa de formación en el Betis, donde llegó a ser pieza clave de su filial en Segunda B. Se desenvuelve como pez en el agua como segundo punta.

Ahora en su madurez deportiva se sumará a un proyecto muy ilusionante. Rubén Cruz se incorporará este próximo lunes a los entrenamientos junto a Ortuño y Abdulah, los otros dos últimos fichajes cadistas.

Perfiles para todos los gustos

Es, además, la pieza que le faltaba a Cervera para poder contar con un abanico completo de posibilidades en el ataque, pues esta temporada tendrá hombres arriba de todos los perfiles. Cruz cumple con el rol de segundo punta que se puede adaptar a la banda en caso de necesidad; en el momento álgido de su carrera y con una interesante capacidad goleadora. Gorka Santamaría, por su parte, es ese atacante oportunista que cuenta con una enorme proyección, con hambre de éxito y que derrochará trabajo y entrega sobre el campo. Ortuño, por su parte, cumple el rol de delantero ‘top’ en la categoría; el hombre por el que muchos otros suspiran y que debe aportar el salto de calidad que se necesita.

Sin olvidar a Güiza, a quien su trayectoria lo avala y que, pese a que se encuentra en el ocaso de su carrera y que, teóricamente, se presupone deberá cumplir un papel secundario, no se debe dejar en segundo plano puesto que ya en la pretemporada está demostrando estar a un gran nivel, y el jerezano a buen seguro peleará para seguir dando guerra y acaparando portadas en su vuelta a la Liga de Fútbol Profesional.

Y desde la segunda línea, los Salvi, Nigo Hidalgo, Álvaro García o Aitor aportarán frescura y desparpajo a un equipo amarillo que empieza a asustar por el potencial que está adquiriendo para su retorno a Segunda, y que ya lo ha pasado demasiado mal en sus seis últimas temporadas en Segunda B como para repetir los mismos errores que cometió tras su último ascenso en 2009 y que lo devolvió de nuevo al pozo al año siguiente. «Nunca jamás», como repitió en su día el propio Manuel Vizcaíno.