Roberto Suárez vistió las camisetas de Oviedo y Cádiz en Primera División.
Roberto Suárez vistió las camisetas de Oviedo y Cádiz en Primera División.

CÁDIZ CF

Roberto Suárez: «Cádiz y Oviedo van a subir; son muy superiores al resto»

«El que no ascienda en esta eliminatoria debe mentalizarse bien porque tendrá muchas posibilidades de éxito, ya que ambos están un escalón por encima»

Por  11:00 h.

Roberto Suárez (Grado, Asturias, 7 de abril de 1974) es historia viva del cadismo y el oviedismo. El menudo futbolista asturiano, siempre en voz bajita, con su trabajo en silencio, sería partícipe de la mejor página de la historia del Real Oviedo en Primera División. Con Radomir Antic a los mandos, coincidiría con los inolvidables Onopko, Dubovsky, Prosinecki, Jerkan, Losada, Carlos y muchísimos nombres míticos que no se olvidan.

Al igual que Oli, con el que comparte trayectoria y amistad, después de hacerse fuerte en otros clubes (Levante, Toledo y Lleida) Suárez recalaba en el Cádiz, por aquel entonces conjunto de Segunda B.

Jose González le daría la batuta en la medular de un equipo que regresaba a Segunda y dos años después se colaba en Primera con Espárrago. Siempre con este asturiano en sus filas.

Enamorado del fútbol, colgó las botas y seguiría ligado a Carranza como director deportivo, poniendo fin a su ciclo tras la derrota en Anduva y el aterrizaje de Quique Pina. Actualmente colabora con el fútbol base del Mosconia y además realiza informes a otro club extranjero. Por supuesto, ha visitado el Tartiere durante toda la campaña y sabe bien de lo que se habla.

–Oviedo y Cádiz, sus dos equipos, juntos pero enfrentados. ¿Cómo se le quedó la cara después del sorteo?

–Pues es una putada. Son los dos mejores equipos de Segunda B y el que no suba en esta ocasión lo hará en la siguiente porque son muy superiores.

–Bueno, pero la repesca no le apetece a nadie porque luego intervienen otros factores más psicológicos que futbolísticos.

–Está claro. Pero es que estos dos equipos están por encima del resto y si se mentaliza bien el que pierda esta primera ronda se meterá en Segunda A.

–Me pinta mal el Oviedo, el rival más duro. Ya me lo dijo hace tres años con el Castilla, cuando algunos osados decían que era el mejor rival posible para el Cádiz. Anda que acertaron…

–Sí, es el más duro, pero no tiene nada que ver con ese filial del Real Madrid, el de los Morata, Jesé, Carvajal y compañía. Si hubiera tocado la vuelta en el Tartiere diría que el Oviedo es algo más favorito, pero la eliminatoria se decidirá en Carranza y eso deja todo más abierto.

–Pero bueno, la ‘Champions’ ya ha demostrado que tampoco tiene excesiva importancia jugar primero en casa o a domicilio.

–Yo sé lo que es jugar en ese estadio Ramón de Carranza, sé lo que aprieta, lo que es capaz de hacer, y es un punto a favor del Cádiz CF. Ya pasó con el Lugo, que se remontó la eliminatoria aunque luego se cayera en los penaltis. Con ese dato se igualan mucho las fuerzas.

–¿Ha podido seguir al Oviedo este año?

–Sí. Vivo en esta ciudad y lo he podido seguir toda la campaña en el Carlos Tartiere. Es un conjunto muy equilibrado que durante todo el curso ha sabido manejar los distintos momentos de la liga. Cuenta con jugadores en muy buena forma y con bastante experiencia. Al Cádiz le faltaba un poco ese equilibrio que con Claudio terminó por encontrarlo.

–¿Cuáles son los puntos fuertes de ambas escuadras?

–Ofensivamente son las dos mejores plantillas. Y defensivamente tienen un carácter semejante. Quizás el Oviedo trate de llevar la iniciativa, de tener el control de juego pues tiene algo más de creación… pero también ha demostrado que sabe jugar de otra forma y se amolda a los distintos rivales. Ambas plantillas tienen delanteros goleadores.

–¿Y qué me dice a favor de los amarillos?

–Tiene más velocidad en las transiciones de robo y ataque. Es más vertical, mientras que el conjunto de Sergio Egea trata de elaborar mucho más. Aún así el fútbol es bastante parecido.

–¿Le va a pesar la lesión de Andrés Sánchez?

–Creo que les deja algo cojos. Con Tomás bajan en fortaleza defensiva y si mete a Josete mueve muchos puestos en defensa y eso se nota.

–¿Como se maneja Erice? Aquí en Cádiz no dejó muy buena impresión. Estaba todavía verde.

–Ahora tiene más peso en el juego, más experiencia, está más asentado y su compañero en la medular le permite jugar con mayor libertad.

–¿Qué es lo que destaca principalmente del equipo del Carlos Tartiere?

–No voy a ser muy original: el portero y el delantero. Esteban viene de Primera División y aporta mucho no solo deportivamente sino en el plano institucional y en el aspecto psicológico. Y Linares es muy inteligente, de superior categoría. Al principio tuvo una racha que lo enchufaba todo.

–¿No se moja con un pronóstico?

–Es que está todo muy equilibrado, al 50%. Mismas opciones para los dos.

–Poco se habla del banquillo del Oviedo. ¿Cómo es Sergio Egea como entrenador?

–Egea representa un perfil parecido al de Víctor Espárrago. Cuenta con un grupo de trabajo en el que se apoya muchísimo y maneja muy bien el factor humano. Pone las cosas en su sitio con talante y respeto, y así consigue que todo esté equilibrado.