Pablo Molina, excapitán del Cádiz B
Pablo Molina, excapitán del Cádiz B

Cádiz CF

Pablo Molina da el salto a Segunda B

El canterano cadista jugará en el potente Villanovense la próxima temporada

Por  11:58 h.

El excapitán del Cádiz B, Pablo Molina, se ha convertido en nuevo lateral izquierdo del Villanovense. El jugador de 22 años, que el año pasado jugó en el Cacereño cedido por el Cádiz CF, da un salto en su carrera y se marcha a un Villanovense que aspirará un año más a intentar conseguir el ascenso a LaLiga 1,2,3. Sin duda, se trata de un momento clave en la carrera deportiva del joven carrilero. Si consigue la titularidad en un equipo con aspiraciones a ascender a Segunda, a buen seguro que volverá a ser tenido muy en cuenta en las oficinas del Ramón de Carranza.

Pese a que no comenzó como titular la temporada pasada en tierras extremeñas, jugando tan sólo cinco partidos en la primera vuelta, acabó siendo uno de los puntales de un Cacereño que se quedó a las puertas de la Segunda B, perdiendo en la fase de ascenso pese a acabar líderes de su grupo en Tercera.

Molina ha dejado una gran impresión en Cáceres, tanto a nivel personal como a nivel deportivo, como se desprende de los múltiples comentarios aparecidos en las redes sociales de los aficionados cacereños tras anunciar el Villanovense su contratación.

Su rival por el puesto de titular en el lateral zurdo del Villanovense será José María Tapia, un jugador de 27 años que el año pasado disputó tan sólo trece partidos como titular, pese a que había sido indiscutible en las campañas anteriores. Se da la circunstancia de que Tapia es el hijo del presidente del club pacense. Si Molina continúa con la progresión mostrada tanto en el Cádiz B como en el Cacereño, a buen seguro que le pondrá las cosas muy difíciles a Tapia, que ya la temporada que acaba que concluir perdió su puesto ante Candelas, que se ha marchado al Extremadura.