Lolo Plá y Guille Lara se presentaron el mismo día.
Lolo Plá y Guille Lara se presentaron el mismo día.

Cádiz CF

Objetivo: acertar con las plazas sub 23

Un defensa y un mediocentro podrían completar el cupo

Por  13:16 h.

Seis son las plazas (como mínimo) destinadas a los sub 23 y el Cádiz CF tiene un claro objetivo esta temporada: ocuparlas con jugadores que sean importantes en determinados momentos de la temporada. En otras palabras, tener el fondo de armario que pudo faltar el curso pasado.

De esta manera, las plazas sub 23 estarían destinadas al guardameta Guille Lara, los laterales Cristian Márquez (derecho, un puesto que el curso pasado solo estuvo ocupado por Óscar Rubio y al que tuvo que acceder el reconvertido Mantecón durante buena parte de la Liga por la lesión de su compañero) y Tomás (izquierdo), y el delantero Lolo Plá.

Por otro lado, Alberto Quintana y Zafra contarán con ficha del filial, aunque a todos los efectos entrenarán con el primer equipo y podrán entrar en los planes de Claudio Barragán a lo largo de la temporada si lo cree conveniente el entrenador valenciano del Cádiz CF.

Distinta es la situación del isleño José Mari. El atacante no jugará bajo ningún concepto en el Cádiz B la próxima Liga (así queda estipulado en su contrato) y tendrá que ganarse una plaza en la primera plantilla. Bien es cierto que es complicada esta opción tras la incorporación del emeritense Lolo Plá, que también ocupa uno de los puestos destinados a los sub 23.

El futbolista de San Fernando ya salió en el pasado mercado de invierno en busca de minutos. Eso sí, apenas contó con oportunidades con el Avilés en Segunda B. Ahora su marcha supondría la desvinculación definitiva del Cádiz CF, por lo que tendrá que convencer a Claudio antes del arranque liguero. Con este panorama, el club estudia para cubrir esas vacantes la incorporación de un mediocentro y, probablemente, la llegada de un defensa para reforzar la zaga.

Tomás, el único que repite

Únicamente Tomás repetiría tras el frustrado ascenso del curso pasado. El resto de sus acompañantes han tenido que buscar oportunidades lejos del Carranza tras no entrar en los planes del míster.

Y así es porque el guardameta Ricky Alonso, que ya ha cumplido los 23 años, se despidió del Carranza tras dos temporadas, mientras que el chileno Gerardo Navarrete tampoco tuvo el protagonismo esperado en la plantilla. Este último llegó desde el Universidad Concepción de su país y nunca fue clave en el engranaje cadista.

Finalmente, Galindo ocupó otra de las fichas en el primer tramo de la competición, pero sus minutos con el primer equipo fueron testimoniales. Al no aceptar su vuelta al filial, el centrocampista cambió de aires en el mercado de invierno y recaló en el filial sevillista, el mismo camino que ha acabado tomando Diego González, aunque el chiclanero no tuvo ficha en el primer equipo.

En definitiva, solo cuatro plazas (que se quedaron en tres tras el mercado invernal) de las seis disponibles fueron ocupadas en el Cádiz CF el pasado ejercicio. Una vez más, los jóvenes y la cantera (salvo alguna excepción) no tuvieron el peso esperado. A fin de cuentas, una experiencia que esperan mejorar esta temporada para contar con un mayor fondo de armario.