Nacho Navarrete golpea el balón en un entrenamineto ante la presión de Migue García.
Nacho Navarrete golpea el balón en un entrenamineto ante la presión de Migue García.

Cádiz CF

Navarrete, el jugador mixto

El chileno se perfila como recambio del vasco Garrido

Por  21:45 h.

Nacho Navarrete es, sobre el papel, el jugador más parecido a Jon Ander Garrido, el único destructor de la plantilla. Y el chileno, antes de que lo encasillen, se define como un volante mixto, un ‘box to box’, un todoterreno, en resumen, que igual ataca que defiende. Por compararlo con alguien, podría venir a la mente aquel argentino que trajo consigo del Pontevedra Javi Gracia, Víctor Ormazábal, que aquel año de Irún ascendió con el Cádiz formando doble pivote con Fleurquin.

Para el partido de mañana en Cáceres se presupone que partirá de inicio en el centro del campo con Espinosa, quien ya ha adelantado que jugará más retrasado que el chileno. Y es que el sudamericano tiene muchísimo más gol que el jienense, al que se le echa en falta más pegada de la que tiene. Por si acaso, él lo reafirma. «Me gusta llegar al área. A las dos. Soy mixto. Me gusta defender y atacar», dice a modo de anuncio por palabras.

Navarrete espera jugar mañana pero no quiere adelantar acontecimientos. «Si entro, espero aprovechar los minutos para ir sumando. Como el equipo está en una gran dinámica, el que entra tiene que hacerlo muy bien para que se note», comenta en referencia a lo caro que está entrar en el once.

Aunque desconoce si entrará de inicio o no, lo que tiene muy claro es lo que le va a pedir Claudio. «Siempre se nos pide lo mismo a los que jugamos en el centro del campo. Tenemos que dar equilibrio y ser el motor del equipo. Cuando se suelta uno, el otro debe quedarse atrás», dice simplificando.

Como es sabido, el césped del Príncipe Felipe no es el más idóneo para hacer un fútbol de toque, pero para el mediocentro esto no debe servir de excusa. «Nosotros tenemos que hacer nuestro juego en cualquier campo». Eso sí, alerta del peligro que entraña en estos momento un Cacereño invencible en su casa en los últimos ocho partidos. «Están siendo muy fuertes en casa y tenemos que estar muy concentrados».