Kiko Narváez con la camiseta del Cádiz CF ya retirado del fútbol
Kiko Narváez con la camiseta del Cádiz CF ya retirado del fútbol

CÁDIZ CF

Kiko, sobre Güiza: «No hago a la gente esclava de sus palabras»

El exdelantero del Cádiz CF habla sobre su paisano, al que ve «tranquilo y contento», y pide que se olviden esas «tonterías» que se hacen de vez en cuando

Por  19:00 h.

¿Quién mejor para hablar de Dani Güiza que Kiko Narváez? Un delantero jerezano que se vistió de amarillo y acabó siendo un mito del cadismo. A eso aspira el actual 9 amarillo, que ha recibido esta semana el apoyo del colchonero desde la capital de España.

Kiko era protagonista esta semana en Radio Atleti. Los compañeros de Masquefootball aprovecharon para preguntarle por el fichaje de Güiza. «Lo veo contento y tranquilo», reconoce ahora después de una incorporación muy polémica, no exenta de críticas.

«Al principio estaba yo temeroso porque sé la guasa que hay abajo. Pero con juego, pases y el gol se va ganando el respeto de la gente». Kiko entiende que respondiendo sobre el campo su paisano convertirá los pitos en aplausos, como está haciendo hasta ahora.

«Soy partidario del fichaje de Dani Güiza porque no hago esclava a la gente de sus palabras. Uno puede cambiar de opinión con el tiempo y lo que piensas ahora es diferente a lo que pensabas hace diez años», destaca el ‘arquero’, que colabora con diversos medios de comunicación tras colgar las botas.

Recuerda las palabras del propio Güiza en su presentación. «Él dijo: en mi vida, (y es verdad), hice muchas tonterías, y una es decir lo que dijo del Cádiz CF. Por mí está bendecido».

Kiko sigue haciendo gala de cadismo. Su origen no es ningún problema pese a la rivalidad existente entre ambas ciudades. Aquí está su explicación. «Soy un jerezano cadista, a quien le guste bien y al que no pues que se aguante. A los 13 años me ficha el Cádiz CF, me paga la pensión, comida, estudios y me hace debutar en Primera con 18 años… Soy muy agradecido en la vida y lo soy al Cádiz».

No se retiró de amarillo, pese a ser su promesa, por sus problemas de tobillo. Ahora Güiza toma el testigo con la obligación de liderar el ascenso a Segunda División. Un gol y varias asistencias han servido para tranquilizar el ambiente, pero aún debe dar mucho que hablar.