La peña cadista Cuatro Gatos homenajea a Antonio Navarrete, en la imagen junto a Kike Márquez, con el premio 'Don Gato'
La peña cadista Cuatro Gatos homenajea a Antonio Navarrete, en la imagen junto a Kike Márquez, con el premio 'Don Gato'

CÁDIZ CF

Kike Márquez se encara con un aficionado al término del encuentro

Nervios al final del Cádiz CF-Bilbao Athletic, con aficionados increpando a jugadores y rifirrafes puntuales con el sanluqueño y Andrés Sánchez

Por  16:30 h.

Muchos nervios y excesiva tensión al terminar el encuentro entre el Cádiz CF y el Bilbao Athletic. En parte lógico debido a que por sexto año consecutivo el equipo amarillo jugará en Segunda División B. El cadismo estaba tremendamente molesto por el papel de sus futbolistas en San Mamés, donde no encararon con la actitud necesaria el encuentro frente al filial rojiblanco. De ahí que increparan al autobús en su regreso de Bilbao.

La entrega y el carácter mostrado por los jugadores este domingo en Carranza ha rebajado los ánimos. Por eso, cuando marcó el Bilbao Athletic el tanto que suponía el fin definitivo de su sueño, muchos seguidores amarillos optaban por caminos diferentes. Los abatidos abandonaban rápidamente el estadio y los más agradecidos aplaudían el esfuerzo de sus futbolistas.

No obstante, se han producido algunos rifirrafes que solo han quedado en eso. El más destacado lo protagonizaba Kike Márquez. Sobre el terreno de juego y una vez concluido el choque, muchos jugadores amarillos se reponían del golpe y se dirigían a Fondo Sur para aplaudir el apoyo de su afición. Pero entre los seguidores también hubo quienes reprocharon a los futbolistas que les vuelven a dejar en Segunda B.

Los futbolistas aguantaban el chaparrón e incluso lanzaban sus camisetas. Pero Kike estaba muy dolido. Y los gritos de reproche le sacaron de quicio, por lo que acabó enfrentándose a un aficionado cadista al que citó fuera. No gustó nada su actitud. Minutos más tarde, el sanluqueño Kike abandonaba Carranza por la puerta baja de Tribuna, donde se agolpaban varios hinchas que también le increparon, aunque la situación no fue a más debido a la presencia policial.

Ocurría algo similar con Andrés Sánchez. El murciano no ha disputado ni un minuto en este ‘play off’ por su grave lesión (fractura de peroné), y dejó su plaza libre para que la ocupara Prada y así beneficiar al Cádiz CF. Pues también la tomaron con él, que se fue del campo apoyado en unas muletas y teniendo que escuchar insultos.

Para evitar altercados mayores, el club habilitó otra salida a sus jugadores, que se marcharon por Fondo Sur, donde les esperaba el autobús escoltado por la Policía Nacional.