José Mari fue despedido por el Cádiz CF.
José Mari fue despedido por el Cádiz CF.

CÁDIZ CF

José Mari y el Cádiz CF acercan posturas para llegar a un acuerdo

El club le ofrece el mínimo legal pero acepta pagarle el contrato entero a final de temporada si no encuentra equipo en todo el año

Por  21:20 h.

En silencio, alejado del interesado ruido mediático, comienza a verse el final del túnel de un incómodo conflicto para el Cádiz CF. El canterano José Mari, despedido a finales de agosto, y la entidad de Carranza han encaminado sus conversaciones y han acercado posturas para llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes.

Tanto el abogado del futbolista como el del club gaditano se citaron el pasado jueves en el SMAC para el acto de conciliación. No hubo acuerdo, pero sí que se cimentaron las bases para llegar a ello. Y eso que las posturas estaban tremendamente enfrentadas hace escasas semanas.

El Cádiz CF despidió a José Mari el 25 de agosto por disminución progresiva en su rendimiento. Le habían ofrecido salir cedido al Sanluqueño, pero el jugador prefería marchar a otro club y se negó en rotundo. Le restaba un año de contrato en el primer equipo, Claudio no contaba con él así que fue despedido.

Lo que iba a ser una típica negociación entre jugador y club para acordar la indemnización se convirtió en un caballo de batalla del sector más crítico. Los asesores jurídicos de José Mari, aferrándose a un apartado de su contrato, reclamaban seis millones de euros al Cádiz CF por ejecutar la ‘cláusula de rescisión’. Una barbaridad que de seguir adelante puede llevar a la quiebra a una entidad con 4 millones de presupuesto.

El abogado del Cádiz CF Diego García negó en rotundo cualquier posibilidad de que prosperase esta reclamación, y le ofrecieron el mínimo legal establecido: unos 12.500 euros. Retirado García de la negociación, las conversaciones han adoptado un tono más amable que ha permitido el acercamiento, ya con Martín José García Marichal al frente.

José Mari pedía el año de contrato que le quedaba (25.000 euros). Así que el Cádiz CF le ha hecho la siguiente propuesta: le abona el mínimo legal (12.500) y se compromete a pagarle el total del contrato si el jugador no encuentra equipo durante esta temporada. Así espolean al canterano a que firme por otro club, y es que es absurdo que un chico de 19 años con una inmensa proyección se quede en blanco toda la campaña.

Las posturas están muy cercanas y salvo giro imprevisto tanto José Mari como el Cádiz CF podrían firmar la paz a principios de la próxima semana.