Nenad Mirosavljevic encima al portero rival, en el encuentro que el Cádiz empató (1-1) en el campo del Recreativo en 2005.
Nenad Mirosavljevic encima al portero rival, en el encuentro que el Cádiz empató (1-1) en el campo del Recreativo en 2005.

Cádiz CF

Huelva, territorio maldito

El Colombino ha sido históricamente un campo complicado para el Cádiz CF, donde no gana desde la temporada 96-97

Por  16:38 h.

Uno de los tantos tópicos que se utilizan en el mundo del fútbol dice que las estadísticas están para romperlas, pero en el caso de las visitas del Cádiz CF al Recreativo de Huelva son demoledoras. El Colombino ha sido históricamente un campo muy complicado para los amarillos, que no saben lo que es ganar allí desde hace casi dos décadas.

La última victoria cadista en campo onubense se produjo un 7 de septiembre de 1.996, en la segunda jornada de liga de la 96-97. Ambos conjuntos militaban en el grupo IV de Segunda B y el Cádiz se impuso por 1-2. Los amarillos, con Juan Carlos Álvarez en el banquillo, fueron capaces de remontar el gol inicial de José con dos tantos de Rafa. El once de aquel encuentro estuvo formado por Ángel Férez en la portería, Pepe Bermúdez, Álex, Mere, Méndez, Mateos, Javi Germán, Alberto Merino, Quino, Rafa y Aguilar. Desde el banquillo entraron Cárcel, Galisteo y Noria. Ramón Blanco terminaría sustituyendo a Álvarez como entrenador en la jornada 17 tras la mala marcha del equipo, que finalizaría el campeonato en séptima posición. En aquel encuentro el entrenador del Recreativo de Huelva era Joaquín Caparrós.

El Cádiz CF solamente ha sido capaz de ganar en Huelva en cinco ocasiones a lo largo de toda su historia, mientras que ha logrado arrancar ocho empates. Por contra, han sido 23 las derrotas que ha encajado el conjunto gaditano en las 36 ocasiones en las que se han visto las caras.

En el histórico de resultados entre estos dos conjuntos se contemplan algunas goleadas para el recuerdo, como el 5-0 que le metió el entonces Onuba en la 41-42, el 4-1 de la 47-48, la 49-50, la 57-58 y la 63-64, el 5-1 de la 52-53, el 5-0 de la 66-67, el 4-0 de la 95-96 o el 1-4 que consiguió endosarle el Cádiz en la temporada 54-55.