Isaac Nana, en el partido entre el Cádiz CF y el Melilla en Carranza.
Isaac Nana, en el partido entre el Cádiz CF y el Melilla en Carranza.

CÁDIZ CF

Cádiz CF y Rayo… ¡cuánto hemos cambiado en 365 días!

El equipo cadista recibió al Melilla y viajó a Lepe hace un año en Segunda B y sin Cervera aún en el banquillo; el conjunto vallecano esperó al Barça y visitó Cornellá con Paco Jémez de entrenador

Por  19:46 h.

Domingo 12 de marzo de 2017, 18.00 horas. Cádiz CF y Rayo Vallecano se vuelven a ver las caras en un encuentro oficial en el Estadio Ramón de Carranza. Ya lo hicieron en Vallecas a principios del pasado octubre, con amplia victoria para los franjirrojos. Ahora, sin embargo, la cita llega con los papeles cambiados según lo contemplado a principios de temporada, pues el Cádiz CF lucha por acceder al ‘play off’ de ascenso a Primera (es quinto con 44 puntos) y el Rayo pone todo su empeño en conseguir la permanencia en la categoría de plata (es 19º clasificado, en zona de descenso a Segunda B, con 29 puntos). En total, 15 puntos de distancia.

Pero, ¿qué hacían Cádiz CF y Rayo hace ahora un año? ¿Cuáles eran las situaciones de gaditanos y vallecanos a principios de marzo de 2016? La respuesta es reveladora del momento que viven unos y otros en torno a 365 días después.

Por estas fechas el Cádiz CF era el tercer clasificado del Grupo IV de Segunda B y se veía superado por Real Murcia y UCAM, por este orden. De hecho, ocho eran los puntos de ventaja que los granas, entonces líderes sólidos de la competición, tenían sobre los amarillos. Aún quedaba algo más de un mes para que Claudio fuese destituido y llegase Álvaro Cervera, el actual ídolo del cadismo. Sin ir más lejos, ahora hace un año que el Cádiz CF superó 3-0 al Melilla en su estadio con dos goles de Lolo Plá y uno de Jandro.

De los que jugaron ese encuentro sólo quedan Cifuentes, Migue, Aridane, Salvi, Álvaro García y Güiza en las filas cadistas. En cambio, algunos que reforzaron al Cádiz CF en ese mercado de invierno como Xavi Carmona, Jandro o Isaac Nana ya no están meses después en la Tacita de Plata.

Una semana después, otro doblete de Lolo Plá (protagonista en ese tramo de la temporada) y un gol de Isaac Naná ilusionaban al cadismo con el 1-3 en Lepe ante el San Roque (con reclamación aurinegra incluida), en un camino que no era especialmente sencillo, con una crisis notoria que poco después se asentó en el Carranza antes del inesperado milagro.

Messi, pesadilla vallecana

El Rayo, por su parte, afrontaba el inicio de marzo con una doble y exigente cita. Si el Cádiz CF recibía al Melilla, los vallecanos medían sus fuerzas en el barrio madrileño ante el Barça. El resultado: 1-5. Esa misma semana, tocaba viajar también a Barcelona para visitar al Espanyol. El resultado: 2-1. Pese a todo, la escuadra franjirroja estaba fuera de la zona de descenso desde la 17ª plaza, aunque con los mismos puntos (26) que el Granada (al que acababa de llegar Jose González), ya en descenso.

Aquel Rayo de Paco Jémez contaba en sus filas con algunos jugadores que aún siguen como son los casos de Amaya, Quini, Embarba, Trashorras o Javi Guerra. En aquellos días, Messi y Hernán Pérez se convertían en sus verdugos antes de preparar el próximo encuentro ante el Eibar en Vallecas.

Sólo un año ha pasado. 365 días en los que puedes pasar de recibir al Barça a esperar a otro equipo catalán, el Reus; de luchar por la permanencia en Primera a intentar no caer en el pozo de un olvido llamado Segunda B. Pero también 365 días en los que cambias Lepe por Oviedo, jugar ante el Melilla a esperar a todo un Rayo Vallecano con un ambiente de gala. O lo que es lo mismo, de la gloria a no caer al infierno. De salir del mayor a los infiernos a buscar de nuevo la gloria.

Cádiz CF y Rayo, Rayo y Cádiz CF. Dos historias que se cruzan. El fútbol y su memoria.