Enrique comenzó deslumbrando a Carranza desde el primer día.
Enrique comenzó deslumbrando a Carranza desde el primer día.

Cádiz CF

El Getafe sufrió en Carranza el debut de Enrique

Enrique se estrenó hace doce años y medio ante el club que hoy vuelve a Carranza

Por  22:18 h.

Hoy no estará en Carranza ya que se encarga de ojear el mercado nacional en busca de perlas para el Cádiz CF. Ayer estaba viendo un partido de juveniles en Madrid y hoy estará en Fuenlabrada. Por tanto, no estará en Carranza al estar trabajando para el mismo club al que llegó en el mercado invernal de la 2003/04, la del primer año en Segunda tras los nueve en el pozo. Fue un fichaje de perfil bajo realizado por Alberto Benito a petición de Jose González, el entrenador que le hizo debutar en su tercera semana como cadista ante, precisamente, el mismo rival que hoy visita Carranza, el Getafe. ¿Quién diría que aquel joven extremeño de Azuaga se pegaría ocho años de amarillo y echaría raíces en esta ciudad?

Fue un sábado 21 de febrero de 2004, primer sábado de Carnaval. El Cádiz CF de Jose se adelantaba en el minuto 40 con un cabezazo de Abraham Paz en la mítica jugada de falta centrada por Manolo Pérez desde la medular. En el 57’ empataría Amaya. Sale a calentar Enrique, que hasta entonces había sido en casa ante el Málaga B y no había entrado en la lista para ir a Terrassa. «Salí cerca del minuto 70. Era mi debut en la LFP y claro que sentía muchos nervios. Jose me dijo que jugase tranquilo, como lo hacía en el Cacereño. Estaba muy ilusionado. «Tenía que saber controlar la tensión, que tenía mucho por querer no fallar en el debut. Me concentré para intentar hacer las cosas rápidas, no complicarme. La verdad que tuve suerte y fue un estreno soñado», recuerda Enrique Ortiz Moruno.

Al poco de entrar, ya había levantado al estadio. La primera de incontables veces. «Recuerdo que fue un lance cerca de los banquillos. Yo estaba tapando el balón y Nano me soltó el codo. Fue roja», explica sobre la primeras de las incontables tarjetas que forzó como jugador del Cádiz CF. Llevaba dos minutos sobre el campo y ya había liado su primer taco. El primero de los incontables tacos que firmó de amarillo. El Cádiz CF afrontaba los últimos veinte minutos con un jugador más. Carranza empujaba como nunca. Y Enrique, claro, volaba. Así hasta que llegó el 90’. «Creo que Matías (Pavoni) o Manolo Pérez me mandó un balón en profundidad a la línea de fondo, llegué antes que Marc Bernaus y me tocó. Me fui al suelo y penalti», recuerda la primera de las incontables veces que pisó la línea de fondo del equipo rival como futbolista del Cádiz CF. El penalti, en el 92’, lo transformó Manolo Pérez. Estallaba Carranza.

«De aquel día recuerdo que nos quedamos entrenando los que no habíamos sido titulares. Después salí por la puerta de la antigua tribuna y recibí el cariño de la afición cuando se gana un partido. Había mucha gente esperando», rememora un futbolista que comenzó a hacer historia de amarillo midiéndose al Getafe de Josu Uribe, entonces, como ahora, en Segunda División.