Alessandro Gaucci, en su despacho en el Marbella, el líder del Grupo IV de Segunda B. :
Alessandro Gaucci, en su despacho en el Marbella, el líder del Grupo IV de Segunda B. :

CÁDIZ CF

Gaucci: «En Cádiz no me dejaron trabajar como en Marbella»

El italiano es el arquitecto del ‘mejor equipo de Europa’: «Aquí todo se hace en un segundo, y allí los administradores no me dejaban hacer nada; no tenían ni idea de fútbol»

Por  8:00 h.

El Marbella es el mejor equipo de Europa. Suena fuerte, extraño, que un humilde club de Segunda B ostente tal título, por supuesto con trampa. Pero esta frase refleja una realidad incuestionable: es el único de las tres primeras categorías del fútbol español y de las grandes de Europa que suma todos sus partidos por victorias. Siete triunfos consecutivos.

Una excelente noticia protagonizada por un club vecino que multiplica su dimensión al comprobar cuantos excadistas pilotan los mandos del ambicioso proyecto. Alessandro Gaucci es el responsable deportivo, Mehdi Nafti el entrenador, Kike Márquez la estrella, Despotovic el goleador y Andrés Sánchez uno de los baluartes del equipo. Huele a Cádiz CF por los cuatro costados, y no hay aficionado que por inercia no eche una miradita, aunque sea con el rabillo del ojo, a lo que se cuece en el Grupo IV de Segunda B.

CANAL AMARILLO entrevista a Alessandro Gaucci para comprender qué ha cambiado. Como de su fallido proyecto en Carranza se ha pasado al exitoso en la Costa el Sol.

–¡Vaya manera de comenzar el año con el Marbella! Imagino que más que satisfecho, tremendamente feliz.

–Ha sido un muy buen comienzo pero esto es muy largo. No era fácil el inicio, porque tuvimos que cambiar de entrenador, jugadores, y nadie esperaba empezar así. El proyecto es para ascender pero en tres años, aunque si se puede cuanto antes pues mucho mejor. Pero en Cádiz ya saben por experiencia que aunque hagas un año brillante, si luego pierdes en el ‘play off’ no has hecho nada.

–El mejor equipo de Europa.

–El mejor por categorías, pero ni creo que el Marbella sea el mejor de esta categoría, aunque sí es de los más duros y el vestuario está fuerte y unido. Están Murcia y Mérida, aunque no empezaran bien, Cartagena, Lorca, Jaén… incluso Villanovense y Mérida. Hay muchas plantillas de nivel similar.

-¿Esperaba este inicio de campaña o esto ha superado sus expectativas?

–Tenemos plantilla para aspirar al ‘play off’, aunque sabemos que el campeón tiene la eliminatoria directa. Sabía que teníamos un equipo competitivo pero no para ganar los siete partidos. Es el fruto de un buen trabajo que se hizo con tiempo, con oportunidad de mirar bien a los jugadores, creyendo en el cuerpo técnico y con tranquilidad para trabajar, que eso no significa relajación.

–Marbella es una colonia de cadistas. Kike Márquez, Andrés, Despotovic… le están funcionando.

–Los tres lo están haciendo muy bien. A Kike lo llevó yo al Cádiz CF y ahora está viviendo una segunda juventud. Corre, lucha y está comprometido con el grupo. Todos los jugadores necesitan confianza. A Andrés le frenó la lesión, pero cuando llegó al Cádiz para mí era el mejor lateral izquierdo de la categoría y ahora lo vuelve a ser. Y Despotovic no estaba bien físicamente en Carranza, pero ahora está muy motivado.

–¿Cómo llega Gaucci al Marbella?

-Rafaelle (Pandole) es muy amigo mío y quería meterse en el fútbol. Después de mi etapa en el Cádiz yo no quería, pero me presionó y encontramos al Marbella, donde me han dejado trabajar. La parcela deportiva es para mí, trabajo con total libertad. Tengo un presupuesto marcado y lo demás es cosa mía.

–Y confió en Nafti. Ya lo decía cuando se marchó de Carranza.

-Es la piedra angular del proyecto. Apuesto por él. Creo que una de las razones por las que no subió el Cádiz en esa temporada (2013-14) es porque lo echaron en enero, cuando era el mejor, y su carisma y experiencia podrían haber sido claves. Le dije que se sacara el carné porque lo quería para el futuro.

–Muchas diferencias con su inicio en el Cádiz CF.

–Pero el Cádiz empezó mal por 7.000 cosas. Sobre todo porque los administradores concursales no me dejaron fichar a los que yo quería. No tenía entrenador, ni jugadores, ni cantera, y empezamos muy tarde. No me dieron el permiso para trae a jugadores importantes y tuve que firmar lo que quedaba en el mercado. Cuando nos asentamos con la apertura del mercado invernal, la plantilla mejoró mucho y cuando me fui al año siguiente éramos los más goleadores y los menos goleados.

Culpa a los Concursales

–¿Pero ha aprendido de sus errores?

–Errores se cometen siempre, pero no me tenían que ayudar para saber cómo es este mundo.. En Cádiz no me dejaron trabajar como quería, con esos administradores que no tenían ni puñetera idea de fútbol. Ahora cualquier gestión se hace en un segundo.

–El problema, más que deportivo, fue económico.

–Eso no dependía de mí. Pero dinero había, lo que sucede es que los administradores no querían pagar porque había gente detrás y la prensa se inventaba historias para poner a otro en nuestro lugar.

–¿No se sintió defraudado por Sinergy? No soltaban el dinero.

–Si vas a comprar algo y te engañan, dejas de meter dinero, y eso les frenó.

–¿Habla con el abogado Enrique Zarza? ¿Piensa retomar Sinergy el poder?

–De esa historia ya no me interesa nada. Me tendría que haber limitado a ser mánager deportivo del club… Ahora el Cádiz no me interesa.

–Pero, si los italianos recuperan las acciones por la invalidez de la subasta, ¿volvería a la entidad gaditana?

–Nunca se puede saber, pero estoy muy a gusto aquí, contento, y quiero demostrar en Marbella lo que no pude hacer en Cádiz. Mi idea es ascenderlo y llevarlo lo más arriba posible.

–¿Se alegró con el ascenso cadista?

–Por supuesto, le deseo lo mejor. Dejé mi corazón allí y tengo muchos amigos. Lo consiguió cuando menos se esperaba. Fue casi un milagro. La ciudad merece por lo menos a su equipo en Segunda División.

–¿Ha dejado Pina de ser su enemigo?

–Nunca ha sido mi enemigo, siempre tuve relación con él. Y con Juan Carlos Cordero hablo bastante, nos comunicamos mucho este verano.

–Pero Pina fue quien dio, como usted mismo afirmó, ese golpe de estado.

–El golpe de estado fue más del presidente (Florentino Manzano), el abogado (Diego García) y aquellos que decían trabajar para Sinergy y hacían todo lo contrario.

–¿Va a seguir fichando excadistas o para ya?

–Bueno, de momento no hace falta ninguno más, pero nunca se sabe.

–¿Se imagina el año que viene un Cádiz-Marbella?

–Jajaja, ojalá. Pero en Segunda División, eh.