La plantilla del Cádiz CF mueve una portería en El Rosal.
La plantilla del Cádiz CF mueve una portería en El Rosal.

Cádiz CF

En busca del once perfecto

A falta de seis jornadas para la Verdad, Claudio tiene casi perfilado su equipo de gala

Por  21:02 h.

Quedan seis jornadas y aunque está claro que Claudio no quiere la más mínima relajación en sus filas de aquí al final del campeonato regular, es notorio que el entrenador valenciano ha comenzado a mirar a los dos últimos domingos del mes de mayo, días en los que se jugarán los partidos de ida y de vuelta del primer ‘play off’ de campeonato regular.
La suplencia de Servando en el pasado partido disputado el domingo en la barriada malagueña de El Palo no fue consecuencia de un cambio táctico. La presencia del central isleño es incuestionable en el centro de la zaga pero el técnico de Manises ha comenzado a soltar las piernas de jugadores que llevan a sus espaldas cantidad de minutos, 2344 en el caso del defensa procedente del Jaén, solo 520 minutos menos que Aulestia, que lo ha jugado todo.
Sin duda, el colchón de ocho puntos (más uno) es una distancia más que tranquilizadora para que Claudio pueda ir destensando la cuerda de cara a llegar en un estado perfecto de revista al momento de la Verdad.
El caso de Servando ha sido el más descarado, pero seguramente habrá más. Y si no lo ha habido antes ha sido seguramente porque entre sanciones, lesiones o incluso rotaciones a conciencia, los ‘descansos’ han llegado servidos por las circunstancias.
Casos evidentes de lo anterior son las figuras de titulares indiscutbiles como Garrido o Espinosa. Al primero le llegó un baja de tres semanas debido a un esguince de rodilla. El vasco se recuperó cumpliendo los plazos con tan mala fortuna que nada más retornar a la competición sintió un pinchacito en el cuádriceps que lo ha vuelto a apartar, por previsión más que por lesión, de los terrenos de juego. Una medida de precaución que Claudio lleva a gala desde que ha llegado, muy alejado de entrenadores como Jose González, Víctor Espárrago o Raúl Agné que no dudaban en infiltrar a sus jugadores intocables por no sacarlos de sus planes. También le ha llegado el descanso obligatorioa al mediocentro organizador. Espinosa, en condiciones normales, podría haber jugado ante el Almería B pero Claudio aprovechó unas pequeñas molestias para sentarlo en la grada una semanita.

Dar descanso

Sin duda, el entrenador cadista está jugando con los puntos que le separan del UCAM para ir dando descanso a jugadores indiscutibles. A Villar le ha llegado el descanso debido a una lesión y, seguramente, alargará la fecha de su regreso para no precipitarse después de la microrotura que sufrió en un bíceps ante el Almería B. El onubense, cuando vuelva, lo hará para quedarse ya hasta el final dado que es el jugador más desequilibrante del grupo IV.
Las rotaciones tácticas, realizadas todas en función del partido que se debía jugar, también ha nivelado la balanza del minutaje en las piernas de los jugadores. En la banda izquierda, Kike Márquez, Hugo Rodríguez, Migue García, y, en menor medida, Fran Machado se han repartido las pocas oportunidades que ha dejado tener a Villar en el equipo, que como es normal ha monopolizado todos los minutos en la derecha. Ahora que el de Cortegana anda en la enfermería, se han abierto más posibilidades para el resto.
Mantecón y Navarrete disfrutarán de más minutos de aquí al final de Liga aprovechando la reincorporación paulatina de Garrido. Y mientras, en la defensa, se espera mayor presencia de Tomás, que ha desaparecido de los planes ante el resurgir de Andrés Sánchez. Arregi ya ha comenzado a tener más minutos para dar oxígeno a Servando y en breve a Josete mientras que se busca sustituto para dar un relevo a Óscar Rubio.
Arriba, parece claro que Claudio se ha decantado por Airam y Jona, aunque de aquí al final es posible que el internacinal hondureño descanse un poco dejando espacio a Fran Machado.