El Cádiz CF Virgili ha firmado el ascenso a Segunda B
El Cádiz CF Virgili ha firmado el ascenso a Segunda B

Cádiz CF

«El Virgili es un club ‘amateur’, no podemos controlar que metan bengalas en un pabellón»

Pablo Isorna, presidente del club panadero, lamenta la decisión del Ayuntamiento de forzarles a jugar a puerta cerrada "en un precedente único en el deporte español"

Por  19:50 h.

El seno del Cádiz CF Virgili ha acogido con sorpresa e indignación la decisión del Ayuntamiento de Cádiz de obligarles a jugar los próximos partidos como local a puerta cerrada y sin público. “Un precedente único en España”, afirma el presidente del club panadero Pablo Isorna.

La aparición de dos bengalas en un partido de hace semanas en el pabellón del Centro Histórico en el duelo entre los cadistas y La Palma, obligó a que el árbitro suspendiera el choque al entender que peligraba la seguridad de los asistentes. Motivo por el que el Ayuntamiento ha abierto un expediente al Cádiz CF Virgili que ha tenido como detonante la decisión de obligarles a jugar sin público.

“No me esperaba esta decisión del Ayuntamiento, sabíamos que teníamos abierto un expediente pero es muy desagradable lo que hacen con nosotros porque es la primera vez que ocurre. Ya hemos sido sancionados por la Federación, por eso no entiendo que una institución pública tenga potestad para sancionarnos también de esta forma”, apunta Isorna.

No obstante, para el presidente del club amarillo “la aparición de las bengalas es uno de los motivos pero no el único, ya lo diré en otra ocasión. Como club ‘amateur’ que somos no podemos controlar todo, no tenemos una logística de seguridad tal y como se nos exige. Que dos inconscientes hayan introducido bengalas en el pabellón y después salgan corriendo en una instalación municipal es muy difícil de controlar por nuestra parte”.

Pablo Isorna desvela que “los responsables de Brigadas Amarillas se reunieron con nosotros lamentando la situación reconociendo que solo querían animar al Virgili pero que ellos no tenían conocimiento del tema. No somos un club dotado para controlar estas cosas”.

Esta decisión del consistorio gaditano sienta un precedente en el deporte español según Isorna, esperando que “se nos pida lo mismo a todos los clubes de esta ciudad, porque se han visto bengalas en otros recintos deportivos y no ha pasado nada, sin querer en ningún caso justificar la aparición de las mismas en nuestro partido”.

El presidente del Virgili manifiesta que “en la Federación tampoco entienden esta situación ni lo que ha hecho el Ayuntamiento de Cádiz. Como la mayor parte de estadios de fútbol en España son municipales, también podría suceder que se cerraran por instituciones públicas”, concluye, esperando que haya un entendimiento para que todo vuelta a la situación anterior.