Claudio Barrgán vuelve a estar en el alambre.
Claudio Barrgán vuelve a estar en el alambre.

Cádiz CF

El colista, lo mejor o lo peor para Claudio

La visita al Almería B podría marcar el inicio del resurgir del Cádiz CF o el final de una etapa

Por  19:35 h.

El Cádiz CF lleva conseguido un solo punto de los últimos nueve posibles. Si no gana este domingo la cosa podría sonar muchísimo peor. Hay quien dice, sobre todo desde dentro del vestuario, que el pasado domingo ante el Sevilla Atlético se vieron aspectos muy positivos dentro del juego del equipo de Claudio. Pero también hay quien dice justo todo lo contrario.

El caso es que el empate dejó al Cádiz CF como cuarto clasificado y no solo le impidió adelantar en la clasificación al filial hispalense sino que se despidió del primer puesto al no aprovechar la victoria del UCAM al Murcia en la Nueva Condomina.

Lo cierto y verdad es que este Cádiz CF se ha acostumbrado a la mediocridad y quien más, quien menos, ya solo se conforma con conservar una plaza para el ‘play off’ de ascenso por si suena la flauta en las tres eliminatorias que tengan que venir.

El Cádiz CF afronta este domingo un partido propicio para levantar el vuelo y comenzar a preparar lo que debe ser el resurgir de un equipo que se ha empeñado en que nadie crea en él. Al once amarillo le restan cinco jornadas, cinco partidos en los que debe tratar de mejorar muchos aspectos. El calendario le ha sido benévolo y ha querido que Claudio y los suyos puedan comenzar a reaccionar ante el peor equipo no solo del grupo IV, sino de los 80 que compiten en Segunda B.

Pero, ojo, que el Almería B puede convertirse en un arma de doble filo. Por un lado, siendo colista y a falta de que solo las matemáticas certifiquen su descenso a Tercera División, el filial almeriese ha de ser una perita en dulce para el Cádiz CF. Pero por otro, el hecho de que los canteranos rojiblancos ya jueguen sin la presión del resultado pero con la motivación de enfrentarse a un histórico le puede hacer menos vulnerable de lo que puede indicar la tabla clasificatoria.

Por todo ello, todo lo que no sea sumar los tres puntos ante un equipo que nada guardará y que ha demostrado ser el peor de la categoría dejaría en una situación muy delicada a un entrenador que desde la derrota en La Línea ha perdido mucho del crédito que le quedaba en la afición cadista.

Una vez que se dispute el encuentro en el estadio Juegos Mediterráneos, quedarán cuatro jornadas y, en el caso de que el Cádiz CF no gane este domingo al colista, no sería nada descartable que Manuel Vizcaíno destituyese al técnico de Manises. Ya hace una semana y media, el máximo mandatario del Cádiz CF comentaba su optimismo de cara a la fase de ascenso. Sin embargo, en ningún momento quiso poner las manos en el fuego por Claudio Barragán, un entrenador que ya ha estado varias veces en el alambre durante la presente temporada y que lo vuelve a estar ahora.

La aparente tranquilidad que respira la directiva del Cádiz CF es similar a la que se respiraba cuando Antonio Calderón era el entrenador del Cádiz CF y se visitó el Municipal de La Línea, donde el Cádiz CF perdía y quedaba a ocho puntos del entonces líder. Aquel domingo, tras la derrota, nada hacía presagiar que a primera hora del lunes Manuel Vizcaíno se cargaría al entrenador gaditano. Las razones que daba entonces en nada se parecen a las que este año ha dado para mantener a Claudio. «Con Antonio Calderón tengo claro que el Cádiz CF se metería en el ‘play off’ de ascenso, pero nuestro objetivo no es otro que el primer puesto», dijo entonces.

Al final, el tiempo le dio la razón. Claudio ‘sacó’ al Cádiz CF de la tabla, lo puso primero pero acabó muriendo en la orilla. A ese mismo entrenador se le renovó después de unos ‘play off’ lamentables y a día de hoy tiene casi imposible alcanzar el primer puesto. Ahora, como entonces, Vizcaíno no da muestras de querer cargarse a Claudio, algo que nada tendrá que ver con lo que podría pasar si este domingo el Cádiz CF no suma una victoria en casa del colista.