Kike Márquez, en un entrenamiento de esta semana.
Kike Márquez, en un entrenamiento de esta semana.

CÁDIZ CF

El Cádiz CF juega al solitario

El equipo amarillo, líder destacado, ya se marca su propio ritmo en el camino hacia el liderato pero siempre con el mismo paso

Por  20:48 h.
Cádiz CF
0
Sevilla Atlético
0
Aulestia, Rubio, Servando, Josete, Tomás, Mantecón, Espinosa, Villar, Migue García o Kike, Airam y Jona.
Soria, Carmona, Luismi, Martínez, Matos, Antonio Romero, Tena, Mode, Borja Lasso, Carlos Fernández y Juan Muñoz.
Cuadra Fernández (colegio balear).
Ramón de Carranza, 12.00 horas.

Desde el origen de esta Liga, el Cádiz CF siempre ha sido el galgo tras la liebre, el perseguidor detrás de su presa. Cada jornada tenía un fin, un porqué, un objetivo con nombre universitario. El corredor observaba el dorsal de su competidor, unas veces más cerca y otras bien lejos; incluso a ocho puntos de distancia.
Pero Claudio colocó un petardo en el trasero de los suyos y el sprint ha terminado por reventar la competición. Doce victorias y un empate en 14 partidos (37 de 42 puntos posibles), números para disfrutar que funden las calculadoras, y el Cádiz CF se ha quedado solo.
El tropiezo ante el colista de un UCAM rebasado en las últimas semanas ha dejado a los amarillos volando por encima de sus contrincantes y sin poder coger ninguna aspiración.
Comienza entonces otra carrera. Muy distinta. Ahora el Cádiz CF juega al solitario, sin más motivación que la que él mismo se imponga. Dicen que lo difícil no es llegar, sino mantenerse, y en esas están los chicos del Carranza.
El conjunto universario, su único rival, se encuentra a seis puntos más la diferencia de goles, una distancia no muy extensa, que no permite relajarse, pero suficiente para asegurar el campeonato en estas diez jornadas que restan sólo cumpliendo con el guion. Una debacle amarilla conjugada con un gran ‘rush’ final de los murcianos se presenta como única posibilidad para que se produzca un cambio en la cabeza.
Toca ahora gestionar esa renta, si bien Claudio y sus pupilos sólo conocen una manera de hacerlo: ganando todo lo que queda hasta el ‘play off’. Es la mejor manera de mantener el espíritu competitivo, la chispa, el ritmo, pensando en que cada partido es único y cada victoria decisiva y obligada.

El Cádiz, a aumentar la diferencia

Con ese pensamiento encara la plantilla el duelo de este domingo (12 horas) con el Sevilla Atlético, una escuadra inferior, como todas las del Grupo IV, pero únicamente cuando desde el bando amarillo se pone sobre el tapete la máxima intensidad. No hay otro fin que ganar. Y luego se agradecerá un nuevo pinchazo del UCAM en su difícil salida a Marbella, al que se le agotan las opciones de engancharse con la cabeza.
Los jugadores piensan en vencer, pero Claudio va a vivir un final de temporada carcomido por los dilemas. En La Roda declaraba que estaba todo el tiempo comiéndose la cabeza con los cambios, las sanciones, y todos los detalles que han de manejarse durante 90 minutos. Ya tiene semana tras semana la difícil misión de gestionar una plantilla tan competitiva que ha metido al de Manises en un severo problema.
No se recuerda un curso en el que fuera tan complicado acertar un once inicial, y es que el entrenador suspira hasta para hacer la convocatoria, y por ello pide a sus jugadores comprensión porque dos se van a quedar fuera. Con la portería y la zaga segura, es de mediocampo hacia adelante cuando surgen las innumerables posibilidades.
Jon Ander Garrido es la única ausencia y se perfila como sustituto Mantecón, con problemas físicos las dos últimas semanas que le impidieron ser de la partida. Espinosa es un fijo salvo que el valenciano opte por darle descanso por acumulación de partidos, que se unen a su reciente estado de paternidad.
Otro que juega domingo tras domingo es Fran Machado, quien podría dejar de forma puntual su puesto en la alineación a Migue García o Kike Márquez, en un estado de forma tremendo. Aún así, alguien se quedará en la grada de forma injusta, como recalcó Claudio, y puede ser el sanluqueño o el mismo Hugo, goleador en Cáceres. Porque arriba repite el tridente Jona-Airam(recuperados después de ser baja en Extremadura)-Villar, quien celebrará sobre el césped su flamante renovación.

Muchas incógnitas

Múltiples posibilidades en ataque, todas dignas de confianza. A su alcance tienen dos registros históricos: con el primer tanto sumarían 800 goles en toda la historia cadista en Segunda B y con el segundo se firmaría el número 2.400 en casa.
Y cuando no se habla del rival, esa es la mejor señal. El cadista sabe que el Sevilla Atlético es un grandísimo equipo pero de futuro, siendo el más joven de toda la categoría de bronce. Calidad y desparpajo, liderador por el atacante Juan Muñoz, que se crecerán ante la presión de Carranza y querrán demostrar que merecen estar más arriba en la clasificación.
Los cachorros hispalenses, posiblemente sin Galindo que aún está en periodo de adaptación (aunque ha entrado en la lista), sufren la baja importante del central Garrido por sanción y del lesionado Cotán. Pero en esta cantera el movimiento es constante y el que salga puede ser mejor que el que se va. Por algo es ahora el espejo en el que se mira este Cádiz CF.