David Sánchez, en un entrenamiento en El Rosal.
David Sánchez, en un entrenamiento en El Rosal.

Cádiz CF

David Sánchez: “Me excita jugar en Carranza”

El mediocentro sevillano entiende la exigencia de la afición debido al lógico pesimismo

Por  10:20 h.

David Sánchez ha sido protagonista de la página oficial del Cádiz CF esta semana en una entrevista en la que, entre otras cosas, recuerda que ha pasado de ser mediapunta al encargado de sacar el balón desde atrás desde que pasó por el Nàstic de Tarragona, club en el que estuvo en la temporada 2007/08 a las órdenes de César Ferrando, precisamente un técnico que ha entrado en las quinielas para sustituir a Claudio en el caso de una derrota en Murcia.

David Sánchez cuenta en la entrevista que aún le queda mucho de ese chaval de 17 años que pasó por la cantera del FC Barcelona, una forma de jugar que le ha marcado mucho.

Fue el primero de los fichajes de invierno en llegar al Cádiz CF y aunque “ha sido todo muy rápido y todo pasa muy deprisa”, asegura que se encuentra muy contento.

Recuerda su primer partido como jugador del Cádiz CF de la mejor forma posible. “Fue un partido bonito contra el Celta de Vigo, todos los de Segunda B queremos jugar ante equipos de la máxima categoría”.

Igualmente, se refiere a sus compañeros y a la forma en la que se quiere mostrar ante ellos. “Ellos saben que me gusta el buen trato de balón y repartir la pelota”. Y por supuesto, insiste en que ahora viene lo más importante y es clave permanecer unidos. “La segunda vuelta pasa muy rápido y sabemos que tenemos que mejorar, ser autocríticos, y estar al cien por cien”.

Desde que llegó se ha convertido en el guante del equipo. Es el máximo responsable del balón parado y dice que su virtud en ese aspecto es algo innato, autodidacta porque “a sacar de esquina no te enseña nadie, los que estamos en el balón parado solemos tener buen golpeo. Cuando se saca fuerte al primer palo, cualquiera que le toca la puede mandar dentro. Si se entrena, se mejora, y aunque llevo poco tiempo hemos hecho mucho peligro en córners y dos goles. Pero estoy seguro que eso mejorará”.

Ahora que tanto se habla de la presión de Carranza, qué mejor que las palabras de un veterano como él para que la afición entienda que se siente sobre el césped jugando con la camiseta del Cádiz CF. “Cuando vienes en contra perjudica el ambiente de Carranza, ahora para mí es una motivación y un placer. Aprietan mucho, es lógico por la exigencia, pero personalmente me excita. Es un reto muy grande cada domingo”.

Si César Ferrando le cambió de demarcación, hay uno que le ha marcado de manera especial. “Quique Costa fue mi entrenador en el Barça B. Sacó mucho provecho de mí tras subirme al filial. Luego he tenido muchos y buenos entrenadores desde César Fernando a Fernando Currás (en el Melilla). No es fácil encontrar un entrenador que sea capaz de sacar lo mejor de un futbolista”.

Sus recuerdos de La Masía no pueden ser mejores. Pasar por esa cantera, relata que fue un sueño. “Me fui con 17 años tras siete años en la cantera del Sevilla. El Barcelona llevaba tiempo detrás mía y optaron por pagar un traspaso al club para ficharme. Fue la ilusión de mi vida, me siento muy identificado con esa forma de jugar. Han sido cuatro años que voy a recordar toda mi vida, y me van a recordar por haber estado en ese club. Todos los futbolistas que salen de su cantera tienen un gran dominio del juego”.

Ya por último, cree que en el Cádiz CF “hay que encontrar el equilibrio en una categoría muy difícil. Además, no tira la toalla por el hecho de no campeonar el grupo. “Hay que  plantear cada partido como una final. Hay que seguir sumando puntos para llegar de la mejor forma al playoff. He jugado fase de ascenso habiendo quedado en todas las posiciones, y la vez que más cerca estuve fue cuando quedamos cuartos. Es muy importante la unión entre la afición y el equipo. Es posible que la afición esté pesimista por el tiempo que llevan en Segunda B, pero en el vestuario tenemos mucha fe para seguir mejorando y conseguir el ascenso”