Canario volverá a vestir la camiseta albinegra por tercera temporada consecutiva.
Canario volverá a vestir la camiseta albinegra por tercera temporada consecutiva.

Cádiz CF

Canario: “Lo de la cláusula para no jugar es una tontería que tengo que aceptar”

Cedido por el Cádiz CF a la Balona, el mediapunta acudirá este domingo a Carranza como un aficionado más

Por  19:04 h.

Fue el primer fichaje del Cádiz CF 2015/16. Y también fue el primer descarte. José Antonio Méndez Monroy (Santa Lucía de Tirajana, Las Palmas, 5/05/1989) firmó por dos temporadas con el conjunto amarillo, pero apenas se vistió de amarillo durante el verano y poco más. Canario, bautizado así en la cantera del Espanyol (donde se pasó siete años) por su procedencia natal, tuvo que regresar a la Balona, esta vez como cedido por el Cádiz CF, después de que Claudio no contase con él. Sin rencor ni recelo, aunque sí que decepcionado, regresa este domingo a Carranza aunque para apoyar a sus compañeros desde la grada debido a la cláusula del miedo impuesta por el club cadista. Otra medida que a Canario le cuesta entender.

–Este domingo no puede jugar por la cláusula del miedo que contemplaba la cesión. ¿Vendrá a Carranza?
–Sí, claro. Veré el partido desde la grada y así me reencuentro con muchos compañeros con los que compartí la pasada pretemporada.

–¿Cómo vivió la decisión de que el Cádiz CF no contaba con usted para la temporada?
–La verdad, mal. Llegué muy ilusionado y contento y cuando me lo dijeron no me lo esperaba. El fútbol es así y tienes que aceptar esas decisiones pero fue muy inesperado. Solo me queda volver a hacer un año muy bueno en la Balona y volver con más ganas si cabe el verano que viene.

–Su fichaje se fraguó estando el Cádiz CF en plenos ‘play off’ de ascenso a Segunda. ¿Fue Jorge Cordero el que apostó por usted?
–Sí. Él se puso en contacto con mi representante y me dijeron que contaban conmigo tanto para Segunda A como para Segunda B.

–Pero llegó la pretemporada y…
–… Es cierto que pude llegar, como cualquier otro compañero, con un par de kilos de más, pero rápido me los quité. Eso no fue la razón de mi salida. Sí pudo afectar las dos semanas que me pasé lesionado del cuádriceps.

–¿Cómo fue la jugada de la lesión?
–Fue chutando a puerta en un entrenamiento cuando noté que me rompí. El hecho de empezar de cero de nuevo puede que me pasase factura aunque tampoco es un motivo de peso.

–Sin embargo, y pese a que Claudio le comunica que no contará con usted, le hace jugar el Trofeo. ¿Lo entendió? ¿Se ilusionó incluso con la posibilidad de liarla y que la cosa cambiase?
–Soñar es gratis, pero la verdad es que tanto Claudio como el club fueron muy claros. Yo sabía que pasara lo que pasara no había vuelta atrás y que me iría cedido. Pero claro que uno sueña con esa idea. Recuerdo que la noche anterior, en la cama y antes de dormir, mi último pensamiento fue que haría un partidazo en el Trofeo y hacerle cambiar al míster de decisión. Pero estaba todo hablado, la verdad es esa. Jugué sabiendo que era mi último partido con el Cádiz CF esa pretemporada. El hecho de que jugase el Trofeo hay que verlo como un premio de Claudio a mi trabajo en los entrenamientos. Y sí, salí con mucha ilusión y ganas de hacerlo bien.

–¿Cómo era su relación con Claudio?
–Era y es buena. Hace poco acudí a ver un entrenamiento del Cádiz CF y hablé tanto con él como con Alfredo. Nuestra relación es buena. Esto es fútbol y hay que respetar las decisiones aunque, como es obvio, no las comparta.

–Este Cádiz CF tan solo tiene un mediapunta claro que es Fran Machado. ¿Entiende que se desprendieran de usted con tan poca competencia en esa posición?
–Me lo explicaron y acepté una decisión que no me la esperababa. Sigo sin entenderla porque yo creo muchos en mis posibilidades y estaba seguro de que podía adaptarme bien y aportar mucho a esta plantilla. Incluso al comienzo de la pretemporada hablaba mucho con Claudio y Alfredo y me transmitían muchas esperanzas.

–¿Qué piensa sobre la cláusula que le impide jugar este domingo?
–Bueno, es una tontería que no la entiendo pero que tengo que aceptar. Es lo que tienen la mayoría de las cesiones, que no se explica que no te dejen jugar después de abrirte la puerta de salida porque no vales. Hubiese sido muy bonito poder jugar en Carranza.

–¿Cree que jugará en el Cádiz CF el año que viene?
–No me queda otra. Me queda otro año de contrato y el verano que viene tendré que volver y ganarme, con trabajo, la confianza del entrenador que esté. Habrá que ver si es Claudio o es otro. Yo confío en mí y si hago otro año bueno como el pasado aquí, en la Balona, pues volveré con las mismas ganas. En el mundo del fútbol todo da muchas vueltas y no se sabe nunca lo que puede pasar mañana. Igual soy del gusto del entrenador que esté. Ahora me tengo que centrar en trabajar con la Balona y hacerlo bien.

–¿Cómo fue tu regreso a La Línea?
–No puedo esconder que volví decepcionado porque cuando me fui al Cádiz CF, lo hice con mucha ilusión. Poco a poco me fui motivando gracias a la cantidad de mensajes de amigos y aficionados que me llegaban. Hicieron hasta una campaña para mi regreso. Y el club también apostó por mí en cuanto se enteró de que el Cádiz CF me buscaba una cesión. Tenía ofertas económicas más interesantes, pero me gusta ir a sitios donde me siente querido.

–Pero este año la Balona no termina de carburar. Llegará a Carranza en puestos de descenso, una dinámica muy diferente a la del año pasado. ¿Qué está pasando?
–Ya no podemos decir que sea mala suerte porque llevamos ya muchas jornadas, pero es verdad que trabajamos bien y no terminan de salir las cosas. Creamos muchas ocasiones y de las mil que creamos metemos muy pocas, mientras que el rival nos hace una o dos y nos la cuela a la primera.

–¿Sigue al Cádiz CF?
–Siempre que no me coincide con mi partido. Lo sigo por twitter, el minuto a minuto de cada partido