Bertín Osborne y Plácido Domingo acompañaron ayer a Florentino Pérez, presidente del Real Madrid.
Bertín Osborne y Plácido Domingo acompañaron ayer a Florentino Pérez, presidente del Real Madrid.

CÁDIZ CF

Cádiz CF-Real Madrid: Presión para ‘cocer’ el veredicto

Hoy decide Apelación, ‘hermano’ de Competición, que rechazará la defensa de un club blanco que se la juega mañana viernes en el TAD; jugadores y conocidos socios merengues intentan influir en su decisión

Por  7:50 h.

Hoy es el día A. De Apelación. El ‘caso Cheryshev’, la alineación indebida del futbolista ruso por el Real Madrid que le puede costar la eliminación de la Copa del Rey, escribirá un nuevo capítulo. Se reúnen los miembros de este organismo dependiente de la Real Federación Española de Fútbol: José Mateo (presidente), Carlos González y Arturo Manrique.

Ya son tres hombres aunque la lógica asegura que respaldarán la decisión del Juez Único de Competición Francisco Rubio. El magistrado respondió con dureza a la defensa del club blanco, tildándole de «endeble y forzada la argumentación», hablando de «desidia» en la forma de proceder del equipo merengue y comparando la situación con la del conductor al que se le olvida que ha perdido los puntos del carné y coge el coche sin querer afrontar la sanción.

Por ello se espera que Apelación se mantenga en este mismo camino, pues son dos comites ‘hermanos’ que se aglutinan dentro de la Federación. Y después de tanta contundencia, no parece que exista resquicio alguno para que el Madrid gane en este ‘round’.

Ayer los miembros estudiaban los motivos de la entidad de Chamartín. Los servicios jurídicos del club de Florentino Pérez se basan en el artículo 41.2, declarando que ni Cheryshev ni el Real Madrid recibieron la notificación personal de que el jugador fue sancionado el pasado 6 de marzo en semifinales de Copa y por tanto debía perderse el siguiente encuentro del torneo del ko.

No obstante, el siguiente punto desmonta en parte este argumentario, pues refiere que es «válido a todos los efectos» si se recibe en el club de origen del futbolista, en su momento el Villarreal, que ha reconocido haber recibido esta información.

Apelación es el trámite necesario, el paso antes de que el Real Madrid acuda al TAD (Tribunal Administrativo del Deporte), un órgano dependiente del Consejo Superior de Deportes, o lo que es lo mismo, del Gobierno de España. Más político que jurídico, y es que jurídicamente no se sostiene el recurso. En este terreno es donde confían en obtener la victoria, y esa es la sensación que han logrado crear con su actitud y su fuerza mediática.

El TAD ya falló contra el Madrid

El Real Madrid presiona desde los distintos estamentos para evitar una eliminación dramática que les cuesta un título y la pérdida de unos ingresos que irían de los cuatro a los diez millones de euros. El club sigue vendiendo entradas para el choque de vuelta del miércoles 16 pese a que Competición ha suspendido el partido y la RFEF ni siquiera ha designado árbitro.

El entrenador Rafa Benítez y los jugadores blancos aprovechan su presencia ante la prensa para recalcar que están convencidos de que jugarán ante el Cádiz CF. «Estamos bien en las tres competiciones. En Cádiz sacamos un gran resultado, así que esperamos en la vuelta pasar a la siguiente ronda. La Federación no se va a echar el muerto a sí misma, la razón la tiene el Madrid. Esperamos que se haga justicia», comentaba Arbeloa sin cortapisas.

Y a uno de sus socios de honor, el tenor Plácido Domingo, tampoco le tiembla la voz. «Espero que al Real Madrid le dejen jugar el partido y todos los partidos que tengan que jugar en la Copa, no por egoísmo, creo que es pensar en el torneo. Creo honradamente que el torneo no es lo mismo sin el Real Madrid».

Hay mucho en juego. Aparte de la expectación que levanta el Real Madrid, los intereses de la television, de las apuestas… La Copa pierde. El Real Madrid mete presión para condicionar al TAD, presidido por Enrique Arnaldo Alcubilla, imputado por prevaricación. Al menos solicitan la cautelar para jugar la vuelta. Mañana, o quizás el sábado si se alarga el proceso de estudio, tomarán una decisión. Aunque en la capital de España se las prometan muy felices, este órgano ya les ha dado dos bofetadas en poco más de año de vida: las sanciones a Cristiano y Ramos que se negó a levantar. El club blanco lo tiene negro.