Jugadores del Cádiz CF celebran un gol en Carranza
Jugadores del Cádiz CF celebran un gol en Carranza

Cádiz CF

Cádiz CF-Algeciras Cf (3-0) Las fuerzas suficientes para golear

El once amarillo liquida en el segundo tiempo a un rival muy inferior que demasiado le duró

Por  22:06 h.
Cádiz CF
3
Algeciras
0
Cifuentes, Cristian, Servando, Josete, Tomás (Salvi, 85'), Quintana, Abel, Kike Márquez (Cuero, 77'), Hugo, Fran Machado (Álvaro García, 69') y Güiza.
1-0: Josete (9'); 2-0: Kike Márquez (59'); 3-0: Hugo Rodríguez (70')
Josemi, Maiquez, Alvar Herrero, Benítez, Víctor González, Anaya (Willy, 68') , Melchor, Iván (Cristo Díaz, 60'), Adri Gallardo (Joselu, 74'), Javi Medina y Santi Luque.
Jesús Muñoz Mayordomo, castellanomanchego. Enseñó tarjetas amarillas a los visitantes Víctor González, Benítez, Anaya y a los locales Servando
Partido perteneciente a la cuarta jornada de Liga.
Ramón de Carranza, Cerca de diez mil espectadores, con 500 llegados desde Algeciras.

Algunas fuerzas quedaban después de tanto ajetreo de partidos y viajes, pero quedaban las suficientes para golear a un recién ascendido Algeciras, que la verdad puso las cosas difíciles, más por demérito del Cádiz CF en realidad, hasta los primeros minutos de la segunda parte en los que los de Claudio se pusieron serios. Y se pusieron con un equipo agotado de energía, con un canterano en el centro del campo dando la talla y, como no, con la maestría y elegancia de Kike Márquez y Güiza, dos amantes de Sanlúcar que cuando se asocian con gracia son capaces de todo. Hasta de sentenciar un derbi provincial que se vivió con tranquilidad en las gradas más allá de los de siempre.

No había pasado ningún solo minuto cuando Fran Machado, tras una jugada comenzada por Güiza, que abrió a banda con sentido a Kike Márquez, tuvo la primera magnífica ocasión para el Cádiz CF pero no hizo bueno el gran centro del sanluqueño, que se adentró como quiso dentro del área algecirista. Sería la primera de muchas en la tarde…

Minutos después, Abel fue el que probó a Josemi con un libre directo lejano sin apenas peligro para el arquero del Campo de Gibraltar. El Cádiz CF, quien si no, era el que mandaba. Kike parecía tener su día y cada pelota que tocaba daba sentido a un nuevo ataque de su equipo. Como cuando llegó el minuto 9, donde el sanluqueño inició una jugada en su banda con el sentido necesario para que llegase a la otra por mediación del debutante en Liga Alberto Quintana, que vio bien a Hugo, el gaditano, con tino, cedía a Abel para que el ex del Córdoba le pegase con la potencia necesaria para que el balón llegase con peligro a un área pequeña abarrotada de jugadores y de entre los que Josete fue el más listo para meter su puntita del pie y mandar el esférico al fondo de las mallas ante los pocos reflejos de Josemi, que no pudo detener la pelota pese a un primer intento.

La respuesta del Algeciras no se hizo esperar, pero Adri Gallardo llegó tarde a un gran centro desde la derecha de Melchor. El gol de Josete acababa de abrir el derbi. Pero no por mucho tiempo, la verdad.

Las llegadas de un rival nunca son buenas, pero hasta las del Algeciras hoy resultaron positivas para confirmar que la pifia de Cifuentes en Granada fue más un lapsus que un error acostumbrado. El cancerbero del Cádiz CF no tuvo dudas en las salidas y se hizo dueño y señor de cada balón que sobrevolaba sus dominios.

Paró un poco la cosa, más por decisión del Cádiz CF que por la del Algeciras, un recién ascendido que usó sus uñas pero al que le queda mucho para afilarlas. Así seguían las cosas hasta que en el 20′ la asociación de veteranos que forman Abel y Güiza acabó con un disparo de volea del jerezano que acabó en las manos de Josemi. Y como si de un resorte se tratase, el Algeciras contestó rápidamente con un acercamiento en el que no estuvo afortunado Santi Luque para fortuna del Cádiz CF.

El Cádiz CF volvía a retomar el pulso al partido, pero no terminaba de matarlo. A sabiendas sus compañeros de que el ’10’ de ellos estaba en estado de gracia no paraban de buscarlo. Así fue como Kike Márquez levantó al respetable de sus asientos mientras dejaba tirado al lateral Maiquez tras una finta preciosa, acompasada con un temple que solo Kike sabe darle a ese tipo de lances, y ante la que el defensor algecirista no tuvo otra que agarrarlo para derribarlo. La falta, botada por Hugo, fue repelida por Josemi. Al borde del descanso quien se sacó una jugada de su chistera fue Fran Machado, pero su centro pelín pasado fue mandado a córner por un central tras driblar con maestría a Alvar Guerrero, el hijo del mítico periodista radiofónico Antonio Herrero.

La reanudación comenzó con un cabezazo espléndido de Adri Gallardo que repelió con mucho éxito y habilidad Cifuentes, que menos mal que era el único de su equipo que salió despierto de la caseta. No hacía falta decir que el Algeciras habia salido con tres marchas que el Cádiz CF, al que se le veía agotado. No tenía otra el Cádiz CF que despetar, y lo hizo después de un control de Güiza que acabó en una jugada en la que Kike metió el balón al área para que, entre rechaces, le llegase a Hugo para que el gaditano chutase mal pero consiguiendo un saque de esquina que se sacó sin consecuencias.

Parece que el Cádiz CF no se concedió más tregua porque volvió a tomar el mando del partido y hasta apareció Güiza, que envió alto un zurdazo después de una triangulación rápida entre Kike y Abel que acabó con el disparo del jerezano.

Cuando se unen dos artistas…

Iba a cumplirse el cuarto de hora de la segunda parte y le dieron por unirse a dos artistas del balón. Gúiza recibió de espaldas un pase de Josete que convirtió en gloria con un tazonazo de libro para que Kike Márquez terminase de sacarle brillo a la jugada salvando la salida a la desesperada de Josemi.

El teatro había abierto sus puertas y a los dos minutos del gol del sanluqueño, Güiza cerca estuvo de hacer el tercero a la media vuelta pero Josemi, bien de reflejos, despejó. El rebote le llegó a Kike que ya se pasó de rizar el rizo con una vaselina ajustada a la escuadra que acabó, como es lógico, fuera.

El Cádiz CF, ya con el 2-0, comenzó a exhibirse ante un Algeciras entregado. No tardó mucho en llegar el tercero, otra obra de arte comenzada por otro taconazo de Güiza que se convirtió en espectador de excepción viendo como Kike proseguía la jugada entregándosela a la incorporación de Hugo, que sorteó a Josemi y, forzado ante la presión de tres defensas, consiguió sentenciar el partido metiendo el pie y subiendo el tercero al marcador.

A la fiesta de Carranza se apuntó hasta Cifuentes, que detuvo en dos tiempos un disparo lejano rebañándole el balón a Adri Gallardo en el rechace.

El cuarto lo lamentó Servando, que solo y sin oposición, cabeceó fuera un perfecto centro de Kike Márquez, que seguía sacando flores de su manga. También tuvo cerca el cuarto Güiza, tras pase de Álvaro García desde la línea de fondo, pero su disparo raso fue detenido por Josemi, que a poco del final tuvo que desviar a córner una gran volea de Salvi. Fue lo último destacable de un derbi sin mucha historia pero con el que el Cádiz CF cierra una semana fantástica tras el pase copero ante el Mensajero.