El Levante UD es el sólido líder de la categoría de plata. Foto: www.levanteud.com
El Levante UD es el sólido líder de la categoría de plata. Foto: www.levanteud.com

CÁDIZ CF

Análisis del Levante UD: Sin discusión, el mejor equipo de plata

Muñiz cuenta con dos onces de garantías en una plantilla que lidera la categoría

Por  17:11 h.

Nadie tose al Levante UD en la presente temporada. Aunque cierto es que resta más de media campaña para que el ejercicio llegue a su fin y todo puede suceder, nadie pone en duda que el equipo granota es, a día de hoy, el indiscutible candidato al ascenso a Primera, una categoría que perdió hace unos meses después de seis años en la elite.

El mejor líder de las competiciones más importantes del continente sobresale en una de las categorías más igualadas. Desde el principio presentó su candidatura y las diferencias aumentan semana a semana. 30 son los puntos conseguidos por los valencianos de los 39 puestos en juego. En total, 9 victorias, 3 empates y una única derrota (en Córdoba en la quinta jornada) que le otorgan diez puntos de ventaja sobre Oviedo, Sevilla Atlético y Reus, sus inmediatos perseguidores.

Por si fuera poco, sus números en el Ciudad de Valencia, escenario que este sábado visitará el Cádiz CF, son abrumadores. Allí sólo consiguió sacar un empate el Getafe, su último visitante. Unos datos a tener muy en cuenta. Ahí no tienen rival.

Y todo ello con la firma desde el banquillo de Juan Ramón López Muñiz, consolidado técnico asturiano que ha iniciado una ilusionante etapa en el Levante tras su paso por el Alcorcón. Antes, el que en su día fuese central del Sporting, ya dejó su sello en Marbella, Málaga y Racing. De ahí pasó a una experiencia que duró cuatro años como segundo entrenador del Dnipro Dnipropetrovsk.

Con unos orígenes muy ligados a Juande Ramos (actual míster del Málaga y con el que estuvo en Ucrania, entre otros lugares), López Muñiz se hace fuerte en la capital valenciana con un cuerpo técnico en el que está acompañado por Álvaro Reina (segundo entrenador).

Su sistema, el 1-4-2-3-1. Una máquina casi perfecta en Segunda que aporta cierta consistencia defensiva a un ataque demoledor, liderado por el ‘pichichi’ Roger. Eso sí, la importancia de los extremos y el juego a balón parado desatascan muchos encuentros de un Levante que también ofrece momentos de gran fútbol. Y todo ello con altas dosis de veteranía y jugadores consolidados en Primera. Dos equipos de garantías en una plantilla. La envidia de la categoría de plata.

La portería

Dos guardametas forjados en Lezama son los encargados de dar seguridad a la portería del Levante este curso: Raúl Fernández y Álex Remiro. O lo que es lo mismo, dos cancerberos de gran envergadura (ambos superan los 190 centímetros de estatura) que llegan para ocupar las plazas de Rubén Martínez y Mariño, dos porteros que no estuvieron a buen nivel el curso pasado pero continúan en Primera.

No es nada sencillo sobre el papel ocupar el puesto que en su día fue defendido por Keylor Navas (que tan buen sabor de boca dejó) y que ahora se antoja decisivo para recuperar la categoría perdida. Por ello, a Muñiz no le ha temblado el pulso a la hora de cambiar de cromos. Y es que, si Remiro (cedido por el Athletic) fue titular en las cinco primeras jornadas (su último duelo coincidió con la derrota en Córdoba, la única de la temporada), Raúl (llegó libre) tomó la delantera desde la sexta jornada, aunque ya jugó en la Copa del Rey ante el Cádiz CF. El encuentro restante lo disputó el joven Koke, en Tarragona. En total, diez goles encajados (seis recibió Raúl, tres Remiro y el restante Koke). En resumidas cuentas, una sana competencia de la que se beneficia el líder.

La defensa

Veteranía y solidez dan firmeza a la zaga del Levante. A los que ya continuaban (Iván López, Pedro López y Toño García) se unieron fichajes con tablas en la categoría de plata (Abraham Minero, Chema, Sergio Postigo).

A día de hoy, Pedro López (indiscutible en el inicio liguero, ya no es fijo en el once) parece la opción más recurrente en el lateral derecho debido a la ausencia por lesión de Iván López. Al mismo tiempo, por la izquierda parece que vuelve a cobrar fuerza la presencia de Toño García, un lateral que cumplió en Primera pero que se ha visto relevado durante buena parte de la temporada por Abraham Minero (llegó para ocupar la vacante del retirado Juanfran, un ídolo en el Ciudad de Valencia), fichaje procedente del Zaragoza y con experiencia en Primera. En ambas bandas, Muñiz tiene dos opciones con las que cualquier equipo de Segunda soñaría. Bendito quebradero de cabeza.

Más segura es la presencia en el centro de la zaga de Chema y Sergio Postigo, dos futbolistas curtidos en Segunda que llegaron esta temporada. El primero lo trajo Muñiz desde el Alcorcón. A su contundencia y buen hacer se une su poderío rematador a balón parado (ya lleva dos goles marcados esta temporada). El segundo completa una zaga de campanillas con su seguridad. Codiciado por varios equipos, el madrileño recaló en Valencia tras abonar el club granota 200.000 euros al Spezia (Serie B italiana), club que un curso antes lo compró por 300.000 euros. Su polivalencia le permite jugar en el lateral derecho.

El argentio Saveljich y el joven coruñés Rober completan la línea de centrales en busca de minutos. Así se da forma y se ofrece variedad en una zona del campo que se recompuso el pasado verano tras la marcha de jugadores como Trujillo (Almería), David Navarro (Alcorcón), Medjani (Leganés) o Zou Feddal (Alavés).

El centro del campo

La sala de máquinas del Levante también está a la altura de las circunstancias. Ahí gana peso el sevillano Campaña, un canterano sevillista con experiencia internacional (Sampdoria y Oporto) que cuenta con toda la confianza de Muñiz, que ya dispuso de él en el Alcorcón. Es clave y decisivo a balón parado. Fue el mejor centrocampista de la categoría el curso pasado. Su concurso era duda a principios de semana pero se ha recuperado. Un alivio para el entrenador asturiano del equipo granota.

Junto a Campaña aparece el colombiano Lerma. Aunque no despuntó en Primera el curso pasado, el sudamericano ha ido ganando terreno con el paso de las jornadas. En las últimas semanas se está haciendo fuerte en la medular y su disparo desde media distancia es una opción más para el líder.

Es el momento de ambos y, de esta manera, Verza (fundamental en temporadas anteriores, sobre todo a balón parado) y Espinosa (que perdió la titularidad hace menos de un mes) aparecen como opciones de lujo.

Asimismo, otro jugador que aprovecha su ocasión y demuestra que está en un estado excepcional de forma es Natxo Insa. El valenciano va a más y vive un momento idílico. Procedente también del Alcorcón, cuenta con la confianza plena de Muñiz. Autor del último gol del Levante en casa, el que evitó la derrota ante el Getafe.

Las bandas

Las bandas son letales en el esquema del Levante. Ahí está una de las principales claves de su mayúsculo éxito. Jason (derecha) y Morales (izquierda) son los dueños de esas demarcaciones en estos momentos, pero siempre con alternativas como las del eléctrico Paco Montañés (ahora lesionado) y Rubén García (también puede optar a la mediapunta, pero sigue sin cuajar).

Del gallego Jason se puede asegurar que ya ha explotado en las filas del Levante. Su etapa en el Albacete le sirvió para madurar y ahora es uno de los referentes granotas en ataque. Aporta desequilibrio, descaro y gol, mucho gol. Ahí están las cinco dianas materializadas hasta la fecha.

Del madrileño Morales todo se conoce ya. Bien es cierto que el ‘Comandante’ no pasa por su mejor momento en las últimas semanas, pero su calidad está fuera de toda duda. Extraña fue su continuidad en el Levante al ser pretendido por varios equipos de Primera, pero el constante e incisivo extremo miró el escudo y optó por devolver a su equipo a la gloria. Fiable y de largo recorrido, aún no ha marcado esta temporada, pero puede hacerlo en cualquier momento (autor de siete goles el curso pasado en Primera). Determinante. Un lujo para Segunda.

La delantera

El gol tiene nombre y apellidos en el Levante: Roger Martí. El valenciano es otro de los jugadores que ha explotado tras una cesión (en su caso en el Valladolid). ‘Pichichi’ de Segunda con 10 goles (al que se une el marcado en la Copa del Rey ante el Cádiz CF), se trata del jugador más peligroso del Levante. Astuto, rápido, vertical y con olfato de gol. Una garantía. Como garantía fueron en su momento Caicedo, Riga o Barral, entre otros.

Mientras, el brasileño Rafael Martins (en su segunda etapa en el Ciudad de Valencia) y el sempiterno Víctor Casadesús aguardan su momento. Roger no les ha dado la oportunidad. Ellos, por el momento, no han marcado.