Damián Petcoff, en un partido con el Córdoba B.
Damián Petcoff, en un partido con el Córdoba B.

Cádiz CF

Análisis del Córdoba B: El filial no quiere dar otro disgusto al club

‘Colista’ del Grupo IV, los cachorros de El Arcángel pelean por mantener la categoría tras una temporada complicada en la que no han sacado la cabeza de abajo

Por  11:05 h.

No lo va a tener fácil el Córdoba B para mantener la categoría esta temporada en Segunda B. Si la pasada lo consiguió en la última jornada (su estreno), en esta aún tiene que pelear mucho para conseguir lo que sería todo un éxito para un club que ha visto como el primer equipo no ha sido capaz de lograr la permanencia en Primera División.

Luis Miguel Carrión ha tomado el mando del equipo desde hace poco más de un mes. Formado como técnico en el club de la Mezquita, este técnico barcelonés ya dirigió al primer equipo la pasada temporada durante algunos partidos antes de la llegada de ‘Chapi’ Ferrer. Posteriormente estuvo ligado al ‘staff’  del exjugador culé al igual que esta campaña con Djukic. La destitución del serbio hace poco de un mes y la apuesta del hasta entonces entrenador del filial José Antonio Romero para dirigir las riendas del primer equipo, han hecho que Carrión dirija los destinos del Córdoba B.

En el tiempo con Carrión en el banquillo, el filial ha ganado la mitad de sus partidos, sumando 9 de 18 puntos posibles, guarimos que no le han permitido abandonar los puestos bajos pero si estar en la pomada debido a la igualdad existente.

Respecto a la plantilla, no es un filial al uso pues tiene mezcla de jugadores jóvenes con algunos veteranos, con una edad media de 21 años. Eso sí, para el choque ante el Cádiz pierden a un jugador clave, el argentino Damián Petcoff, lesionado. Si con la edad no cumple los requisitos normales de un filial, en cuanto a su juego se puede decir libremente que es capaz de lo mejor y peor, con calidad en muchos jugadores pero con fallos que les hace perder partidos. Los problemas del filial están en ataque y en defensa, ya que son junto a Lucena y La Roda, los menos goleadores del Grupo IV (30 tantos). Asimismo, es el equipo que más encaja junto con el propio Lucena (57 tantos).

La portería

El vizcaíno Jon Villanueva es el meta del Córdoba B, ya que ha disputado la mayoría de partidos esta campaña. Formado en Lezama y procedente del Amorebieta, este cancerbero de 24 años tiene experiencia en la categoría de bronce y se ha ganado la titularidad en el filial cordobés. Aunque durante algunas semanas su compañero Sillero, más joven y formado en la propia cantera del Córdoba, ha tenido la oportunidad de debutar y jugar durante seis encuentros. Ambos son buenos porteros, pero no han podido evitar la sangría atrás que sufre el equipo.

La defensa

La zaga cordobesista, gran talón de Aquiles, suele estar compuesta por el lateral derecho Cristian Márquez. Un jugador de largo recorrido, técnico y polivalente, puesto que también puede actuar en el otro lateral e incluso en el centro del campo.

Buscando soluciones, parece que Carrión tiene una defensa fija en las últimas semanas con el propio Márquez, Del Val y Sergio Díaz, como centrales, y el congoleño Bijimine, aunque este último será baja por sanción, en la que será una ausencia sensible pues se trata de uno de los mejores jugadores del filial, llegando incluso a tener minutos en el medio centro. Sergio Díaz puede ser su sustituto, por lo que César Morgado entraría en la zaga como central. Un futbolista que proviene del Badajoz y con anterioridad ha estado en las canteras del Villarreal y Atlético de Madrid.

Sin duda, el balón parado y los fallos de defensa en bloque son uno de los principales déficits del equipo de Carrión.

El centro del campo

Con la baja de Petcoff (lleva semanas lesionados) y la del propio Bijimine, que también actúa en el centro del campo, Carrión tendrá que recomponer una parcela que tiene calidad, a pesar de las bajas. Si finalmente Marc Del Val no se coloca de central, puede ser el pivote defensivo del Córdoba B. También Uxío puede ser de la partida, aunque este es más joven que su compañero y tiene mucha menos experiencia ante rivales complicados.

Por delante, Sebas Moyano o David Álvarez pueden ser algunas de las opciones para la media punta o el centrocampista ofensivo. Tiene más opciones el segundo que a sus 23 años tiene un buen toque y sabe dar asistencias.

Las bandas son las grandes armas del Córdoba B con José Fran (uno de los máximos goleadores con cinco dianas y que puede actuar en la derecha y en la izquierda) y Dani Hernández, que está teniendo muchos minutos pero sólo ha marcado un gol.

La delantera

El sevillano Juanfran es el máximo goleador del filial blanquiverde con siete goles. Titular indiscutible, tiene mucha movilidad y el equipo se encomienda a él, algo que está trayendo problemas por el déficit goleador del equipo.

De hecho, en los últimos partidos Carrión ha tirado de un juvenil, Antonio Vera, que ya ha jugado seis partidos y ha logrado marcar el gol de la última victoria del Córdoba B ante el Arroyo (1-0). Son los únicos arietes del filial tras la marcha al primer equipo de Florin Andone, debido al paupérrimo papel de Xisco y Havenaar en Primera División.