José Ramón será una de las bajas de la Balona en el Carranza
José Ramón será una de las bajas de la Balona en el Carranza

Cádiz CF

Análisis de la Balona: Un clásico siempre competitivo

Los poblemas en defensa están evitando que los de La Línea salgan de abajo, aún así han armado una plantilla para asegurar el ‘play off’ de ascenso

Por  21:04 h.

No habrá existido en las últimas temporadas un equipo de la Real Balompédica Linense que no haya dado guerra y batalla en el Grupo IV de Segunda División B. Con la humildad que caracteriza a este clásico de la categoría y con el saber estar de un club modélico en cuanto al administrar bien lo que se tiene, el conjunto de La Línea quiere una temporada más estar arriba y después que Dios diga.

Esa es al menos la apuesta de principio de temporada, ese es el objetivo: estar entre los cuatro primeros y jugar el ‘play off’. Lo sigue siendo a pesar de un comienzo bastante malo del equipo de Rafa Escobar, al que le está costando una enormidad salir de abajo.

Los fallos en defensa están condenando a un conjunto que crea mucho en ataque pero que falla tanto atrás como arriba. Ello unido a partidos en los que el equipo no termina de controlar y se convierten en una noria, están lastrando a la Balona.

Y eso que para esta campaña la directiva encabezada por el incombustible y felizmente recuperado Alfredo Gallardo ha apostado por una plantilla más amplia, con más banquillo y con el gen competitivo que le aporta un Rafael Escobar que es prácticamente el manager al más puro estilo inglés de la ‘Recia’. La base de una plantilla que la pasada campaña rozó el ‘play off’, con sus clásicos Copi, Juanpe, Javi Gallardo y compañía, junto con refuerzos más que interesantes, caso del brasileño Maurí o el ex del Sanluqueño Miguel Ángel Espinar.

Son los ingredientes de un conjunto balono que no renuncia a nada y que en Carranza, un campo donde su motivación está a niveles insuperables, está dispuesto a sacar todo su fútbol.

La portería

Uno de los problemas de la Balona esta temporada está en los tres palos. Con todos los respetos, Rafa Escobar no es Carlo Ancelloti, y tampoco Lolo Soler y Mateo son Iker Casillas y Diego López, por aquello de las rotaciones. El caso es que los dos metas del cuadro linense se reparten los 15 encuentros de la campaña (Liga y Copa). Lolo Soler, el que parece será titular en Carranza, ha jugado ocho y su compañero Mateo siete. Los constantes cambios se deben a la inseguridad que están transmitiendo ambos, no están nada finos. Soler presume de mejor juego con los pies y Mateo de su garantía en el uno contra uno.

La defensa

Otro problema importante para Escobar. Su equipo no funciona atrás y el sistema defensivo tampoco. Olmo y Joe forman la pareja de centrales del segundo equipo que más goles recibe (19). Olmo tiene un perfil más físico mientras que su compañero es algo más rápido y va bien al cruce.

La gran esperanza en defensa para esta temporada fue la llegada del central panameño Roberto Chen, cedido por el Málaga. Convocado por su selección para esta jornada, el zaguero no está teniendo todo el protagonismo que se esperaría de un futbolista de su nivel. Solo dos partidos y un estado físico delicado es su bagaje por ahora.

En las bandas, el excanterano del Cádiz Javi Gallardo ocupa la izquierda. Muy ofensivo y ello le cuesta perder muchas veces la marca del rival. Es uno de los puestos más flojos de la zaga linense. Manu Palancar es el lateral derecho del equipo. Cumple su segunda temporada en la Balona tras su paso por el Betis B. Al igual que Gallardo tiene un perfil más ofensivo y se prodiga mucho subiendo.

El centro del campo

Sin duda uno de los puntos fuertes de la Balona se encuentra en su centro del campo. Un juego de mucha creación pero poca definición, muestra de su puesto en la tabla, es lo que está reflejando por ahora el conjunto del Campo de Gibraltar. El pivote defensivo es un central reconvertido, Carlos Guerra. Con envergadura y muy bien de cabeza, lo juega prácticamente todo. Le ha quitado el puesto en el once a Ximo Fornel.

A su lado, el capitán Ismael Chico. Uno de los mejores futbolistas de la escuadra linense. Hace mucho y bien en el terreno de juego, lucha, crea y distribuye.

Como extremo derecho, Juanpe es la referencia del equipo. Tres goles por ahora para un jugador con buen golpeo y mejor uno contra a uno. En la otra banda de la Balona, otros tres tantos atesora Zamorano. Más trabajador que su compañero.

La delantera

Sin Jose Ramón y Canario, bajas para jugar en Carranza, la Balona ha encontrado en el brasileño Maurí su jugador revelación esta temporada. Procedente del Vitoria de Bahía, el media punta tiene gol y último pase. Futbolista de 22 años más que interesante.

Por delante, Escobar tiene la opción de Espinar. Viene de marcar un ‘hat-trick’, sumando cinco dianas hasta ahora. Sin embargo es duda, lo cual le da opciones a a todo un veterano como Copi. A sus 33 años es el reflejo de la Balona más competitiva posible. La otra opción arriba es el joven Buitrago.