Radamel Falcao, actual jugador del Mónaco
Radamel Falcao, actual jugador del Mónaco
Atlético de Madrid

Traspasos sin ningún éxito

La mayoría de las ventas que ha efectuado el Atlético con Simeone han fracasado en sus nuevos equipos

Actualizado:

La maquinaria cíclica que afecta a la estabilidad del Atlético de Madrid cada temporada se ha puesto en marcha. La estrella del club es el punto de abastecimiento de las portadas. Griezmann, que el año pasado era seguro jugador del Manchester United, es ahora indiscutible en la alineación del Barcelona de la próxima campaña. El sistema se ceba con el Atlético y con cualquier plan de viabilidad para el futuro, pero el pasado decreta otra realidad. La mayoría de los traspasos de figuras que se efectuaron desde el Atlético a otro club desde que llegó Simeone acabaron en fracaso o decepción al cabo del tiempo. Falcao, Arda Turan, Mario Suárez, Óliver Torres, Filipe Luis o Tiago nunca triunfaron en otra institución y algunos regresaron a la vieja entidad ex del Manzanares. Únicamente Mandzukic, Diego Costa y Alderweireld se pueden considerar en progresión cuando abandonaron el club rojiblanco.

Los últimos grandes nombres que salieron del Atlético y actúan hoy como referentes en otros parajes son el Kun Agüero y David de Gea, ambos ciudadanos de Manchester y vendidos por la directiva con Quique Flores en el banquillo.

Le gusta decir a Simeone que «jamás coartará» la prosperidad de un jugador porque a todos les desea lo mejor. El mantra se repite en cada declaración con Griezmann estos días. Gabi admitía haber hablado con el delantero francés y haberle pedido que «se deje la vida mientras esté con nosotros».

Más allá de las declaraciones y los deseos están los hechos. Y éstos apuntan a una maldición cada vez que un futbolista decide saltar de la nave del Cholo. Uno de los exponentes máximos es Radamel Falcao. El colombiano se marchó al Mónaco en una elección discutible, al menos desde el prisma deportivo. El oligarca ruso de turno le pagó 14 millones al año en 2013 y el fantástico rematador, el mejor que ha tenido el Atlético en los últimos treinta años, cambió un futuro alentador con Simeone por un recién ascendido de la liga francesa. Falcao no jugó ninguna de las dos finales de la Champions (Lisboa y Milán). Es más, no debutó en la Liga de Campeones hasta el curso 16-17, cuando regresó a Mónaco después de un periplo lastimoso por el Manchester United y el Chelsea, sin jugar apenas por la lesión de ligamento cruzado que lo apartó del Mundial de Brasil.

Tan claro como el fiasco de Falcao es el caso de Arda Turan. Durante cuatro campañas (de 2011 a 2015) fue un ídolo en el Calderón, enamorado el público de su fantasía y visión de juego. Le llenó el Barcelona de euros y cambió de ciudad a requerimiento de Luis Enrique. Algo no funcionó en la química con el entrenador, o con el patrón Messi, y el turco ha deambulado como un fantasma en la entidad culé. Solo en la segunda temporada se pareció al centrocampista que hechizó al Cholo. Arda Turan juega hoy en el Istambul BB, olvidado en la alta competición.

La campaña 2014

La Champions 2014 colocó en el escaparate a la mayor parte de la plantilla atlética. Aquel curso superlativo (título de Liga con el gol de Godín en el Camp Nou, finalista y perdedor de la Champions en Lisboa) desmanteló al equipo del Cholo. Filipe, Tiago y Diego Costa emigraron a la Premier a bordo del Chelsea de Mourinho. Pero solo el delantero cuajó en Londres. Azpilicueta cerró el paso a Filipe, que volvió al Atlético en 2015, y Tiago ni siquiera llegó a formar parte de la plantilla. Regresó al Manzanares ese mismo verano del 14.

Óliver Torres, Mario Suárez, Adrián, Cebolla Rodríguez, Siqueira, Kranevitter, Vietto, Cerci, Augusto, Carrasco o Gaitán no se han mostrado competitivos en sus nuevos destinos. Los tres últimos, en China, han buscado los millones más que la proyección.

Tan solo Mandzukic ha triunfado al salir del Atlético, en la Juventus. También Alderweireld en el Tottenham. Asenjo ha recuperado el color en Villarreal. Y Raúl García mejoró al Athletic.