Imanol Arias y su hijo Juon
Imanol Arias y su hijo Juon - Meritxell Rodríguez / Luis Mailbrán

Imanol Arias da la alternativa teatral a su hijo Jon

Padre e hijo interpretarán a partir de junio la obra «La vida a palos», que se estrenará en Bilbao

MadridActualizado:

Imanol Arias volverá en junio a los escenarios después de una ausencia de veinticuatro años, y lo hará acompañado de su hijo Jon, fruto de su unión con Pastora Vega. Ambos interpretan la obra «La vida a palos (Testamento)», una obra de Pedro Atienza y José Manuel Mora que dirige Carlota Ferrer y que se estrenará el próximo 29 de junio en el teatro Campos Elíseos de Bilbao.

Jon Arias, nacido en 1987, empezó su relación con el teatro con apenas ocho años, en musicales escolares como «Charlie y la fábrica de chocolate» u «Oliver Twist». Más tarde participó en «Unas navidades Disney» y formó parte del grupo de teatro del King's College, con quienes estuvo cuatro años. «La vida a palos (Testamento)» será su «debut con picadores»; la alternativa la recibirá de manos de su padre.

Aunque ha participado en varias películas y series de televisión (entre ellas «Severo Ochoa: la conquista del Nobel», donde interpretaba al científico, que encarnaría de adulto su padre, en su infancia; y «Cuéntame»), su carrera musical ha prevalecido en estos años. Lleva diez años al frente de la banda «Layaboutus», con el que ha grabado tres discos y ha realizado giras por España y Europa.

Sobre su ausencia de casi un cuarto de siglo de los escenarios, Imanol Arias ha dicho que «nadie se va del teatro ni vuelve a él. El teatro siempre está ahí. Hay ocasiones en las que puedes realizar un trabajo muy continuado y ocasiones en las que tienes que sustituirlo o aparcarlo. Te conviertes más en espectador que en perteneciente».

Fue el propio Atienza, un periodista y guionista madrileño fallecido en diciembre de 2014, quien le hizo llegar los textos de «La vida a palos» antes de morir. «Esta obra es un legado -dice Imanol Arias-, un testamento que me deja un autor, un amigo. He tardado mucho en comprenderlo y en buscarle una solución dramática para que fuera una pieza ese texto, pues no tenía una estructura dramática en sí. Sin tener ni idea de cómo afrontarlo, sí que tenía una enorme sensación de responsabilidad de cumplir lo que se me pidió que prometiera: hacerme cargo de ese texto y ese legado».

Según el autor de la adaptación, José Manuel Mora, «en el texto asistimos a un doble viaje vital: por un lado, el viaje que desde los años 80 del siglo pasado hasta nuestro presente realizó el autor Pedro Atienza por las diferentes geografías -vitales y paisajistas- del mundo y que, finalmente, terminaron marcando su vida en una huida permanente de sí mismo y del dolor de vivir; y , por otro lado, del viaje que en el presente realizará su hijo revisitando aquellas geografías que en su día habitó el padre con el fin de poder comprender el sentido último de su existencia».

Tras su estreno en Bilbao, «La vida a palos (Testamento)» llegará a los teatros del Canal de Madrid el próximo 5 de julio. Producida por el argentino Lino Patalano, cuenta con un equipo técnico compuesto por Mónica Boromello (espacio escénico), David Picazo (iluminación), Ana López (vestuario), Jaime Dezcallar (audiovisuales) y Sandra Vicente (espacio sonoro).