Música

Coeur de Pirate: «Crecer me ha hecho dejar de estar cabreada con el mundo»

La nueva gran promesa de la música canadiense visita España (Madrid y Barcelona, 11 y 12 de noviembre) por primera vez para presentar «Roses»

Coeur de Pirate
Coeur de Pirate - ABC

La misma Canadá que ahora llora la muerte de Leonard Cohen celebró en 2009 el nacimiento de una nueva estrella, Coeur de Pirate. Tras ese evocador nombre se esconde Béatrice Martin, cantante y autora de algunos de los éxitos musicales más recientes de la industria musical francófona («Comme Des Enfants», «Adieu», «Golden Baby» o «Place De La République»), que ahora visita España por primera vez para presentar su nuevo trabajo, «Roses», un disco producido por Rob Ellis (batería de PJ Harvey), Björn Yttling (miembro de Peter Bjorn & John) y Ash Workman (productor de Metronomy) en el que compone por primera vez en inglés y ofrece un cambio sensible hacia el pop.

Con sólo 27 años, Béatrice ha tenido una vida de lo más azarosa. Es madre desde 2012, y el verano pasado sorprendió a propios y extraños al confesar su homosexualidad tras el atentado de Orlando en un club gay. Su marido, el tatuador Alex Peyrat, pidió el divorcio al día siguiente, y poco después se hizo pública la relación de Béatrice con la artista transgénero Laura Jane Grace (de la banda punk Against Me!). Antes de hacer esta entrevista nos advierten de que está prohibido preguntarle por cuestiones personales, y aunque se muestra cercana y absolutamente encantadora también es algo tímida, así que preferimos que no se lleve un mal recuerdo de la prensa española.

En este disco se muestra más abiertamente pop, ¿cómo se ha gestado ese cambio?

Además de lo que yo tenía en mente, ha tenido mucho que ver el equipo con el que he trabajado. Me he sentido muy afortunada por poder trabajar con Rob, Björn y Ash, era mi primera vez con ellos y fue apasionante ir encontrándome con un nuevo sonido junto a los tres.

¿Cuál fue su inspiración para este disco?

Buscar la transición, plasmar un cambio en música y en letras con respecto a mi material anterior. Cuando grabé esos discos era más joven, obviamente, y pensaba y vivía las cosas de una manera. Ahora he pasado por muchas cosas, muchas experiencias, ir de gira, la maternidad, crecer como persona adulta... y todo eso me ha hecho dejar de estar tan cabreada con el mundo. En mis canciones yo siempre estaba cabreada, metiéndome con alguien. Este disco es completamente diferente. Lo bueno es que mientras he ido sacando discos durante mis veintitantos, mis fans han crecido conmigo, así que han podido conectar con esa transición.

De hecho, en las letras de las canciones usted se dirige a sí misma, no hacia terceros.

¡Sí! Ya no hago reproches a nadie, sólo a mí misma. Y me ayudó muchísimo hacerlo, ¡jajaja! Muy terapéutico.

Esta es la primera vez que publica un disco mitad en inglés mitad en francés.

Sí, eso también ha sido completamente nuevo para mí, ha sido un reto y me alegro muchísimo de haberlo superado. Entre otras cosas porque me ayudará a llegar a países como España, ¡jaja! Seguro que escucháis más música en inglés que en francés.

Efectivamente. ¿Entonces lo de componer y cantar en inglés no fue pan comido?

No. Es porque tengo cierta tendencia a asustarme, a sentir muchas dudas al principio cuando hago algo diferente a lo que estoy acostumbrada, pero después me lanzo completamente.

¿Cree que cantará cada vez más en inglés?

Puede ser, cantar en inglés siempre es una buena opción, pero realmente no lo he pensado a fondo. Ya veremos.

Esta es su primera visita a España, ¿siente nervios?

Siento muchas ganas de llegar, sobre todo. Sé que hay gente que me sigue, que está haciendo un gran trabajo de boca a boca y que ha estado esperando bastante tiempo para verme en concierto, así que estoy loca de ganas. ¡Hay fans españoles que incluso me siguen desde mi primer disco!

Esta vez vendrá en solitario, con su piano ¿verdad?

Sí, en esta primera visita será así porque vamos a hacer una primera toma de contacto, en salas pequeñas donde pueda haber un ambiente algo íntimo.

A pesar de ese ambiente íntimo en el repertorio habrá de todo, ¿no?

Sí, porque tocaré todas las canciones de mi nuevo disco «Roses», pero obviamente sí será bastante intimista porque las canciones sonarán casi como en su primer estadío de composición, antes de todos los arreglos y la producción. Lo cual creo que resulta muy interesante para los que siguen mi carrera más atentamente.

Sin embargo, el objetivo de esta visita también es conseguir nuevos fans. ¿Cómo describiría su música a alguien que no la conozca?

¡Claro! ¿Cómo la describiría? Mi música es como una película de Wes Anderson, ¡jajaja!

Usted escribió una banda sonora... pero de un videjuego. ¿Cómo fue la experiencia?

Es muy, muy diferente a escribir canciones para un disco. En algunos aspectos es bastante más complejo, porque materialmente requiere más trabajo, y porque todo tiene que tener una coherencia que, en un disco, puedes no querer necesariamente. Es otro reto que me alegro de haber afrontado. En estos tiempos los videojuegos son una gran opción para los músicos, no sólo por el dinero, sino por la posibilidad de poder expresarte de un modo tan diferente.

Antes de dedicarse a la música profesionalmente, ¿qué escuchaba?

Mucho piano clásico, que es lo que tocaba. Pasé por el conservatorio, y toqué piano clásico durante muchísimos años. Cuando ya era adolescente me metí en algunas bandas de hardcore, pero nada serio. En realidad soy muy clásica.

Su hija Romy aparece en un videoclip junto a usted, ¿le gustaría ser cantante como su madre?

Pues la verdad es que canta mucho, pero yo no la voy a obligar a nada que no quiera hacer, ni mucho menos. Hará sólo lo que ella quiera, y si es cantar, cantará.

Esta pregunta suele ser la más aburrida para los artistas, pero tengo que preguntarle de dónde viene lo de Coeur de Pirate.

Sobre todo lo elegí porque no me gustaba nada la idea de publicar discos con mi nombre. Pensé en varios nombres que tuvieran una connotación romántica y un aire de aventura al mismo tiempo, y corazón de pirata me pareció genial. Representaba a la perfección cómo me sentía en ese momento, y enseguida se convirtió en mi marca de la casa.

¿Le gustaría volver a España en la temporada de festivales? No sé si encaja con ese tipo de escenarios...

¡Me encantaría! Conozco festivales como el Primavera, y me haría muy feliz ir a alguno de ellos. Y sí, me gustan los escenarios grandes, ya he actuado en muchos y me siento feliz de poder combinarlos con los pequeños e intimistas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios