CULTURA

Regresa a las librerías el humor «políticamente incorrecto» de Benítez Reyes

Dos décadas después de la primera edición se reedita la obra 'El novio dle mundo'

Actualizado:

El humor «incisivo y políticamente incorrecto» que el escritor Felipe Benítez Reyes creó para su personaje Walter Arias, protagonista de su novela 'El novio del mundo', regresa a las librerías con una reedición de esta obra cuando se cumplen veinte años de su primera publicación.

La Fundación José Manuel Lara ha recuperado esta «novela de culto» del escritor roteño, en la que cuenta la historia de Walter Arias, una mezcla de filósofo surrealista y de psicoanalista antifreudiano, y sus razonamientos a partir del curioso movimiento filosófico que llama «walterismo».

Benítez Reyes, Premio de la Crítica y Nacional de Poesía, entre otros galardones, ha recordado la buena acogida que tuvo su novela y ha expresado su alegría por esta reedición en un momento de «vértigo» en el mundo editorial.

Una edición de la que el autor ha realizado también la ilustración de la portada, así como un epílogo en el que describe algunas anécdotas relacionadas con la novela.

El autor ha confesado que no había vuelto a leer su novela desde hace 20 años y que se enfrentó a esa tarea para la reedición con bastante temor porque, dice, tiene «muy mala memoria» para los libros que escribe.

Una novela que, recuerda, comenzó a escribir en mayo de 1996 y finalizó en julio del año siguiente, en un proceso «febril» de hasta 14 horas diarias, a partir de una idea: «¿Cómo sería la historia de alguien que se acostase en un hotel de Amsterdam y se levantase tirado en una calle de Melilla vestido con un camisón de mujer?».

«Tendencia al disparate»

Pero más que las peripecias que vive su personaje, el autor quiso reflejar en el libro la interpretación que hacía de ellas Walter Arias, un personaje con una «tendencia continua al disparate», ha recordado.

Escrito en primera persona, el escritor ha insistido en que su personaje no tenía nada que ver con él y ha descartado recuperarle para otra novela porque, ha rememorado, con Walter Arias tuvo que hacer un «trabajo actoral» metiéndose «en su piel y en su conciencia», de tal forma que le contagió su «walterismo».

«No volvería a escribir sobre él porque se me metió en mi vida cotidiana. Empecé a reaccionar como Walter Arias», ha señalado Benítez Reyes.

Un personaje «histriónico» y «desmesurado», según explica su creador, un «antihéroe de ficción» que algunos lectores convirtieron casi en persona.