Expertos aseguran que María Magdalena no era una prostituta

María Magdalena era la líder del grupo de mujeres que acompañaba y apoyaba a Jesús y no una prostituta.

Actualizado:

Desde las ruinas de la ciudad de Magdala, en Galilea, se trata de reconstruir la imagen de María Magdalena y como reivindican los expertos, quitarle el adjetivo de prostituta que durante siglos le ha acompañado.

María Magdalena, según el evangelio de san Marcos, descubrió la tumba vacía de Jesús y presenció su resurrección junto a la «otra María». Ella es considerada santa por los credos católico, ortodoxo, anglicano y luterano del cristianismo.

El papa Francisco elevó su estatus litúrgico a «apóstola de los apóstoles». Sin embargo, en el imaginario popular María Magdalena es más conocida como una pecadora.

María era la líder del grupo de mujeres que acompañaba y apoyaba a Jesús. Sin embargo, «las pinturas renacentistas la tratan como una pecadora arrepentida. De ahí pasó al arte, a la imaginación popular, a la literatura, etc. Y se creó una gran confusión», que perdura hasta hoy en la mente de muchos.