TRIBUNALES

Un vecino del presunto parricida de Ubrique intenta agredirle durante el juicio

El testigo fue a golpearle cuando iba a declarar pero la Policía lo redujo

Un vecino del presunto parricida de Ubrique intenta agredirle durante el juicio

Manolo, vecino de enfrente del presunto parricida de Ubrique, no pudo contener los nervios. Lleva dos años pensando qué hubiera pasado si aquella madrugada cuando escuchó los golpes hubiera abierto e intercedido por Laura que ya yacía sin vida en el suelo del rellano. El lunes pasado, durante la sesión de tarde, este vecino intentó agredir a Juan Márquez. No le dijo nada. Se fue a por él con el puño preparado para golpearle.

Según cuenta un familiar de los dos jóvenes asesinados, este testigo llegó a ver al presunto asesino la noche de los hechos cuando abrió la puerta para ver qué estaba pasando. «No ha podido contener esa rabia que le quedó», afirma este primo de la madre de los niños. A Manolo, el testigo que se abalanzó, no se le ha podido quitar de la cabeza la mirada del presunto parricida cuando le miró de arriba a abajo al abrir su puerta.Pero entonces, viéndolo armado con un cuchillo cerró deprisa mientras que el acusado salía corriendo de aquel escenario lleno de sangre. «La mirada que le volvió a echar le ha recordado a todo aquello y no ha podido evitarlo».

La agresión fue evitada por los policías que custodian al preso. Tras excusarse con el tribunal, el testigo ya más calmado, dio su versión.

MÁS INFORMACIÓN:

«Yo no apuñalé a mis hijos. Se mataron entre ellos»

La mejor amiga de Laura: «Me dijo que iba a poner un pestillo a su habitación»

El crimen que sacudió Ubrique

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios