Cádiz Provincia - San Fernando

Los últimos en tocar el ataúd de Camarón

Manuel Castillo y Joaquín Montado fueron los encargados de meter el féretro en el mausoleo

Manuel Castillo y Joaquín Montado junto a la instantánea que recuerda el momento - C. CHERBUY

En la foto se puede ver a un montón de personas alrededor de un ataúd. Tan solo una muestra de todas las personas que acudieron a San Fernando tras conocer el 2 de julio la noticia del fallecimiento de Camarón de La Isla. Son muchas las historias y recuerdos que guardan los isleños sobre esos días, pero en esa foto hay dos hombres que tienen un honor que nadie más tiene. Y es que fueron los últimos en tocar el féretro del cantaor, porque precisamente eran los encargados de colocarlo en su mausoleo.

Manuel Castillo y Joaquín Montado miran la fotografía y se encuentran hace 25 años. Ha llovido mucho desde entonces, pero no se olvidan de aquel día y de guardar el haber sido los últimos en tocar el cajón con los restos mortales de la que, hoy en día, es una de las figuras más importantes del flamenco. «Había una gran cantidad de personas. Era un gran agobio y nosotros llevábamos en el cementerio desde la noche anterior. Fueron momentos muy intensos».

En sus retinas se esconden las imágenes del dolor por la pérdida del artista, de la devoción que existía y el fervor que se le mostró a Camarón en esos días. «Era algo increíble. Desde que entró el coche fúnebre por el puente Zuazo hasta que se enterró. Nosotros ya sabíamos que seríamos los encargados de poner el féretro en el cementerio y te infundía respeto».

Esta instantánea es una más de las fotografías que se encuentran en la plaza de la Iglesia, organizada por la agencia EFE en colaboración con Bahía Sur y donde se recogen distintas imágenes relacionadas con el cantaor, no solo de su trayectoria sino también tras su fallecimiento.

Una muestra que coincide con la exposición que existe en el Centro de Congresos. Una serie de paneles que intenta ahondar más en ostros aspectos más personales del cantaor como su relación con La Chispa, su pasión por la tauromaquia o por la guitarra. Éste es el denominado Año Camarón y poco a poco se acerca ese hito de los 25 años del fallecimiento del cantaor.

A la espera de su museo, sin noticias de su financiación y sin saber si finalmente se podrá poner la primera piedra este mismo año, la programación es lo más esperado, sin embargo el Ayuntamiento anuncia según cierra eventos o llegan las fechas para su celebración. El 2 de julio será el gran día, aunque aún se desconocen las iniciativas que rodearán este día.

Toda la actualidad en portada

comentarios