SUCESOS

Unos expertos en robar por encargo, pillados en Cádiz

La Policía Nacional ha arrestado a cuatro ciudadanos chilenos relacionados presuntamente con estos robos en grandes superficies

Actualizado:

Eran expertos del hurto. De llegar normalmente a una gran superficie como un cliente más, localizar el artículo que estaban buscando y llevárselo sin pasar por caja . Así, una y otra vez. Hasta que recalaron en Cádiz. Aquí se les acabó el 'negocio' cuando fueron pillados dos de ellos y después, cuando escarbaron los investigadores, el resto de la banda.

La Policía Nacional ha detenido en Cádiz a cuatro personas acusadas de robar en grandes superficies de la provincia. Se trata de cuatro ciudadanos chilenos que, según las primeras informaciones, formaban parte de una banda experta en realizar este tipo de hurtos por encargo y se movían por diferentes provincias del país para lograr su objetivo.

Los agentes de la Unidad de Delincuencia Urbana de la Comisaría Provincial se pusieron en marcha después de que dos de estos individuos fueron pillados robando en una conocida gran superficie comercial de la capital gaditana. Comenzaron a investigar y descubrieron que actuaban como una banda organizada siguiendo un mismo 'modus operandi' cada vez que salían a hacer la 'compra'. Así estos primeros investigados les llevaron a otros dos y finalmente detuvieron a estas cuatro personas durante el pasado fin de semana.

Los investigados fueron puestos a disposición judicial y al ser un delito de hurto (no haber violencia en el asalto) han salido en libertad con cargos hasta la celebración del juicio. Aún así, la investigación continúa abierta a fin de concretar cuántos robos se les imputan.

De momento lo que sí se localizaron fueron una gran cantidad de objetos supuestamente sustraídos que guardaban en un vehículo. Algunos de ellos habían sido robados de otra gran superficie en Puerto Real. Según las fuentes consultadas, su especialidad eran accesorios como gafas de sol y complementos y también material electrónico, objetos no muy grandes pero que les podía reportar beneficio económico. Según la mismas fuentes, actuaban por encargo, es decir, según los pedidos que tuvieran, a por eso iban. Luego lo colocaban en el mercado negro.