URBANISMO

Resurge el movimiento en favor de la demolición de la Aduana para reordenar la plaza de Sevilla

Arquitectos, ingenieros y ecologistas debaten este miércoles en la Asociación de la Prensa de Cádiz a las 19 horas el futuro de la Aduana y de la plaza de Sevilla

El edificio de la Aduana está plantado en mitad de la plaza, delante de la fachada de la antigua estación de trenes
El edificio de la Aduana está plantado en mitad de la plaza, delante de la fachada de la antigua estación de trenes - LA VOZ

Volver a empezar. La reordenación de la plaza de Sevilla, en Cádiz, es una asignatura pendiente del urbanismo gaditano que supera los años sin solución alguna por parte de los gestores políticos. Distintos factores han llevado a la paralización total de este proyecto, clave para la mejora del tráfico y el transporte público de la ciudad. Uno de los grandes problemas que ha surgido para acometer el plan de ordenación de este enclave ha sido el edificio de la Aduana. El planeamiento previsto sobre la zona prescinde de este inmueble, sin embargo, en 2008, una plataforma social se opuso a su derribo y puso en jaque la gestión urbanística del consistorio gaditano, entonces en manos de la popular Teófila Martínez. La polémica vuelve a la primera línea de batalla casi diez años después de aquella movilización orquestada por celebridades de la cultura de la ciudad y resurge ahora con fuerza un movimiento a favor de su demolición y de una actuación definitiva en la plaza de Sevilla. Arquitectos, ingenieros y ecologistas debaten este miércoles en la Asociación de la Prensa de Cádiz a las 19 horas el futuro de la Aduana y de la plaza de Sevilla.

El acercamiento entre el Ayuntamiento de Cádiz y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) sobre la urbanización de la carretera Industrial, así como la adjudicación a la cadena Barceló de la explotación del hotel que se abrirá en el vestíbulo de la estación de trenes han dado un nuevo impulso a la reordenación de la palza de Sevilla. Este colectivo insiste en que no se puede perder más tiempo y es necesario regenerar este espacio del casco urbano. Aseguran que el edificio de la Aduana no tiene valor, empaña la belleza de la antigua estación y es un tapón para la reordenación de la plaza.

Toda la actualidad en portada

comentarios