SALUD

La gripe comienza a retirarse de Cádiz en la tercera semana de enero

Baja el número de afectados hasta los 144,4 casos por cien mil habitantes, frente a los 344 casos registrados durante la semana de Navidad

Sube la mortalidad en todo el país en pacientes de riesgo por complicaciones derivadas de la gripe

LA VOZActualizado:

Quién no tiene a algún familiar o amigo cercano enfermo de gripe. En estos días, desde finales del año pasado hasta hoy, es una de las enfermedades comunes más comentadas en nuestro día a día. Pero lo cierto es que a pesar de que parece que el virus nos rodea para asediarnos lentamente, lo cierto es que en la última semana de las que hay datos contabilizados por el Servicio Andaluz de Salud, que fue las semana pasada; desde el 15 al 21 de enero, la tasa de incidencia ha bajado hasta los 144,43 casos por cada 100.000 habitantes.

En Andalucía, la incidencial del virus durante esta última semana es de 189,55 casos por cien mil habitantes, por lo que nuestra provincia se encuentra por debajo de la media de afectados en la Comunidad autónoma.

Así, se puede afirmar que la gripe abandona lentamente Cádiz, si se tiene en cuenta que durante la semana de Navidad alcanzó su punto álgido con 344 casos por cien mil habitantes.

De hecho, ya en la primera semana del año se notó una mejoría en el número de afectados, que pasó a ser solo en siete días de 171 por cada cien mil gaditanos. Pero tampoco hay que bajar la guardia al confiar que lo peor del invierno ha pasado, ya que en la segunda semana de enero, del 8 al 14 de este mes, la incidencia de este virus volvió a subir hasta alcanzar los 243,25 griposos por cien mil habitantes. De ahí que las autoridades sanitarias insistan en recordar siempre las medidas para mantener a raya esta enfermedad, que puede derivar en graves complicaciones cuando existe una patología previa.

Datos nacionales, más mortalidad

Mientras que en Cádiz la situación comienza a mejorar, la actividad gripal se mantiene en ascenso en casi toda España. En la última semana el número de casos ha vuelto a crecer un 17%, según los últimos datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III.

El último informe del Sistema de Vigilancia de Gripe, relativo a la semana del 15 al 21 de enero, la misma comparada por el sistema de vigilancia del SAS, muestra una incidencia global de 290,4 casos por cada cien mil habitantes, frente a los 248,4 de la semana anterior, y representa la segunda semana consecutiva de ascenso tras una ligera estabilización observada en los primeros días de 2018.

El estudio del Instituto de Salud Carlos III también constata un aumento de la mortalidad asociada al virus del 77% con respecto al informe anterior. En cifras totales, han registrado un total de 278 fallecimientos por gripe confirmados en laboratorio, mientras que la semana anterior se habían notificado 157. En la temporada 2016-2017 por estas fechas apenas se habían contabilizado 149 muertes por gripe y en total hubo 421 confirmadas.

Los autores reconocen que la actualización de esta semana identifica un exceso de mortalidad por encima de lo esperado desde la última semana de 2017 y se concentra fundamentalmente en los mayores de 64 años, que representaron el 82% de todas los fallecimientos, y «coincide tanto con la fase de ascenso de la epidemia gripal, como con una ola de frío registrada en España en las últimas semanas».

El 73% de las muertes están asociadas al virus B, el que más está circulando esta temporada, y el 97% de los fallecidos presentaba factores de riesgo. El 52% desarrolló una neumonía y de los 232 casos pertenecientes a grupos recomendados de vacunación, el 50% no se había vacunado.

Actualmente todas las redes integradas en el sistema centinela de vigilancia de la gripe se encuentran por encima de su umbral basal establecido y la evolución de la actividad gripal es creciente o estable en todas ellas excepto en Asturias (que alcanzó su pico en la última semana de 2017) y Cantabria, donde la tasa desciende por segunda semana consecutiva.