SALUD

La gripe ataca con fuerza a Cádiz esta Navidad

Salud registra 344 casos de afectados por este virus en la provincia por cada cien mil habitantes desde el 25 al 31 de diciembre de 2017

CÁDIZActualizado:

La gripe está afectando especialmente a los gaditanos en estos días. Es habitual que a finales de diciembre y principios de enero, propiciado por el descenso de las temperaturas, este virus se haga fuerte alcanzando las tasas más altas de incidencia del año.

Pero esta Navidad está siendo especialmente virulenta en la provincia de Cádiz, registrándose 344 casos por cada cien mil habitantes en la última semana de diciembre, mientras que la media andaluza se ha situado en 188 casos.

Ya en la semana previa a Navidad, del 18 al 24 de diciembre de 2017, se registraron en Cádiz 150 casos de gripe por cien mil habitantes, frente a una media andaluza de 129 casos. Pero la incidencia de la gripe se ha multiplicado por dos en solo unos días, duplicándose justo en la semana más festiva y familiar, del 25 al 31 de diciembre de 2017.

La tasa registrada en Cádiz duplica a la media andaluza del mismo periodo

A principios de diciembre, la tasa de incidencia de la gripe había subido lo suficiente como para decretar el inicio de la epidemia de gripe habitual, alcanzando los 133 casos por cien mil habitantes al finalizar el año, según el registro del Sistema de Vigilancia de Gripe de Andalucía. Ya entonces, la provincia más afectada por la gripe era Córdoba, con 268 casos por cien mil habitantes, seguida por Cádiz con 172 afectados.

A nivel nacional, justo antes de la celebración del entrañable sorteo de Lotería de Navidad, la tasa global de incidencia de la gripe alcanzaba los 70 casos por cien mil habitantes, superando por primera vez el umbral basal y señalando aquí el inicio de la onda epidémica de la temporada 2017-2018, que sigue subiendo.

Este aumento de incidencia del virus ha provocado en Cádiz una mayor demanda de pacientes en los servicios de Urgencias de los centros sanitarios que en algunos casos están saturando los servicios de Urgencias de Atención Primaria.

Fundamentalmente, las personas que más acuden a los puntos de urgencias son pacientes mayores aquejados por diferentes patologías crónicas (bronconeumopatías, insuficiencia cardíaca, diabetes, cardiopatía isquémica) y, en general, pacientes con varias patologías, cuyas enfermedades de base se descompensan con el frío y los virus.

Para responder ante esta mayor demanda del servicio sanitario, la Junta cuenta con el Plan de Alta Frecuentación, donde se establecen unas líneas estratégicas para los hospitales y los centros de Atención Primaria.

De ahí que la Administración cuente con datos de demanda de atención urgente, que subieron de forma significativa en algunos centros sanitarios, «por lo que se han ampliado las agendas de las consultas de los centros de salud y se incrementan los profesionales de los servicios de urgencias.

En hospitales, se aumenta la disponibilidad de camas, se reasignan las camas en función de los procesos más atendidos en Urgencias, se reordena la actividad programada para pruebas diagnósticas o procedimientos quirúrgicos no urgentes y se incrementa el número de consultas disponibles para la asistencia de profesionales en los servicios de urgencias», según información del Servicio Andaluza de Salud (SAS).

Pero incluso con este plan, las urgencias se saturan con cada epidemia de gripe por mucha previsión de la Administración pública, ya que para colmo de males, ésta suele coincidir con las vacaciones de Navidad del personal sanitario, especialmente en centros de Atención de Primaria, por lo que los recursos humanos están bastante ajustados, cuando no bajo mínimos.

La Consejería de Salud realiza un seguimiento de la incidencia de la gripe a través del Sistema de Vigilancia de Gripe de Andalucía, formado por una red de 118 médicos centinelas pertenecientes a todos los distritos y áreas de gestión sanitaria de Andalucía, que informan cada semana de la situación epidemiológica de la enfermedad durante toda la temporada, así como un laboratorio de referencia situado en Granada con capacidad para detectar virus gripales.