Sucesos

La familia del incendio de la calle Barbate tenía la luz cortada por impago

Los afectados no piden ayuda a la Delegación Municipal de Asuntos Sociales desde el año 2012

La familia del incendio de la calle Barbate tenía la luz cortada por impago

Hace unas semanas, todo el país se escandalizaba por la muerte de una anciana en Reus tras ser víctima de un incendio provocado por una vela que la señora utilizaba para iluminarse porque tenía la luz cortada. Pues bien, esta misma tragedia podría haberse repetido la pasada madrugada en el número 60 de la calle Barbate, donde nuevamente ha salido ardiendo una vivienda por las mismas circunstancias.

En esta ocasión, la pareja ha tenido más suerte que la anciana de Reus y ha conseguido salvar su vida, ya que la vela que causó el incendio cayó sobre un papel justo en el momento en el que sus residentes habían salido de casa. Tan solo unos detalles que han cambiado el final de una historia que es más común de lo que parece.

En el caso de esta familia, llevaban sin luz desde mediados del mes de noviembre, cuando la empresa Eléctrica de Cádiz decidió cortar el suministro al no recibir el pago de los recibos. Tras llevar a cabo los avisos que marca la legislación actual, la compañía actuó en consecuencia y la vivienda se quedó a oscuras. Desde entonces, la pareja no ha pedido ayuda a la Delegación Municipal de Asuntos Sociales, donde no han solicitado atención en estos últimos años. Según fuentes del Ayuntamiento de Cádiz, la única petición de ayuda se remonta al año 2012, cuando el Consistorio abonó también varias facturas de luz. Desde entonces, ni rastro de la pareja.

Además, desde el propio Ayuntamiento han informado que una de las personas que vivían en el piso ha comunicado a la empresa que esta misma mañana iba a abonar el dinero pendiente, ya que había estado fuera y no había visto la carta del corte de luz.

Por desinformación o por vergüenza, los inquilinos del número 60 de la calle Barbate vivían a oscuras. Utilizaban velas para iluminarse y fue esta circunstancia la que, según fuentes del Consorcio de Bomberos, pudo provocar el fuego que alertó a los vecinos a última hora del miércoles.

Según el servicio de emergencias 112 Andalucía, a las diez de la noche se recibieron varias llamadas alertando de un fuego. El centro coordinador de emergencias dio aviso a la Policía local de Cádiz, al Cuerpo Nacional de Policía, a la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias y al Consorcio Provincial de Bomberos de Cádiz.

Una vez llegan los efectivos al lugar, comprobaron que los ocupantes de la vivienda estaban en el exterior, así como la mayoría de vecinos del bloque. Según ellos, dejaron encendidas unas velas en el salón, cerca del televisor y salieron de la vivienda. Cuando regresaron-según su testimonio- encontraron la estancia en llamas y con gran cantidad de humo, y fue entonces cuando evacúan la vivienda dejando la puerta abierta, lo que provocó la expansión del humo por el hueco de la escalera.

Al parecer, anteriormente a la llegada de Bomberos, un vecino -actuando de manera imprudente- recorrió los pisos alertando del incendio, por lo que le ocasionó dificultades al respirar al verse afectado por inhalación de humo. Los servicios sanitarios se hicieron cargo del herido y lo trasladan al hospital, donde se quedó hospitalizado. Los bomberos entraron en la vivienda donde se originó el fuego y extinguió las llamas utilizando unos 100 litros de agua. A consecuencia de las llamas, se han visto afectados muebles, una televisión y un aparato de aire acondicionado. El resto de la vivienda también ha quedado gravemente afectada por el humo.

Las llamas, iniciadas en el salón de la vivienda, pudieron ser sofocadas sin que afectaran a más viviendas del edificio.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios