TRIBUNALES

Vecinos de la calle de la Escuela de Arte en Jerez estudian denunciar al Ayuntamiento

La calle Ídolos, la céntrica vía desde el 13 de septiembre se encuentra clausurada tras el derrumbe de parte de la cubierta del edificio

Vecinos de la calle Ídolos, la céntrica vía a la que da parte de la Escuela de Arte de Jerez, que desde el 13 de septiembre se encuentra clausurada tras el derrumbe de parte de la cubierta del edificio, están estudiando denunciar al Ayuntamiento jerezano por presunta «negligencia».

Juan Taboada, como portavoz de los afectados, ha afirmado que en su calle «se ha jugado con la vida de la gente» y ha lamentado que «nadie hizo nada» pese a que los vecinos han remitido varios escritos desde Semana Santa alertando del estado de gravedad del revestimiento de la cubierta de tejas.

Según ha apuntado, en estos documentos advertían que el triángulo de tejas que hay sobre la madera de la cubierta «se iba a desplomar de forma inminente pero la Administración local no adoptó medidas urgentes pese a estar avisados».

Por ello, los vecinos ya han puesto el caso en manos de sus abogados para estudiar si presentan un recurso contencioso administrativo contra el Consistorio, «porque alguien tiene que acatar responsabilidades» de lo que consideran que podría haber sido «una catástrofe» si el suceso se produce dos días más tarde con el curso ya iniciado.

En este sentido, los residentes han resaltado que la céntrica vía registra un fuerte tránsito de personas, tanto de vecinos como de alumnos y profesores de la Escuela de Arte, y por ello han iniciado una campaña de recogida de firmas, que ya roza el centenar de rúbricas, entre los afectados después de que la calle lleve más de dos semanas cerrada.

Así, se han quejado del «tremendo» rodeo que tienen que dar para llegar a sus casas, así como los «perjuicios» que sufren los establecimientos de la calle y una Escuela de Danza Infantil que ha tenido que recurrir a un monitor para recoger a los alumnos pequeños en otra calle cercana.

Además, han indicado que tampoco se fían de la «palabra» del Ayuntamiento, que la pasada semana aprobó en Junta Local de Gobierno la ejecución de obras de emergencia en la parte afectada del edificio, y piden «celeridad» en las actuaciones, «porque esta calle no se va a dejar morir».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios