EL TIEMPO

Los expertos auguran que Andalucía tendrá un otoño con temperaturas algo más altas de lo habitual

Durante los meses de octubre, noviembre y diciembre no se aprecian cambios en cuanto a las precipitaciones

La Aemet augura que este otoño de 2016 será más cálido de lo normal
La Aemet augura que este otoño de 2016 será más cálido de lo normal - J. M. SERRANO
ABC - abcdesevilla Sevilla - Actualizado: Guardado en:

Andalucía tendrá un otoño con temperaturas que alcanzarán valores superiores a los normales, como el resto de España, mientras que durante los meses de octubre, noviembre y diciembre no se aprecian diferencias significativas en cuantos a las precipitaciones con respecto a la climatología.

Así lo ha precisado en rueda de prensa el jefe del Grupo de Predicción y Vigilancia en la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) de Andalucía, Ceuta y Melilla, Juan de Dios Soriano, quien ha presentado un avance para el último trimestre de 2016 –el otoño entra este jueves a las 16,22 horas– y un resumen del verano, el tercero más cálido del siglo XXI por detrás del de los años 2003 y 2015, y un septiembre en el que se alcanzaron máximas absolutas en muchos observatorios entre los días 5 y 6.

De este modo, Soriano, que ha estado acompañado en este acto por la subdelegada del Gobierno en Sevilla, Felisa Panadero, ha destacado que ha sido un verano con temperaturas claramente por encima de las normales en casi todas las zonas en Andalucía, «con anomalías de temperatura media positiva, es decir, ha estado por encima de la media climatológica entre los años 1981 y 2010». Es este sentido, informa de que la temperatura máxima de los meses de junio, julio y agosto se ha situado en los 42,3 grados centígrados en Sevilla y Morón de la Frontera.

Felisa Panadero y Juan de Dios Soriano, este miércoles en rueda de prensa
Felisa Panadero y Juan de Dios Soriano, este miércoles en rueda de prensa- JUAN FLORES

Además, ha afirmado que junio, aunque las temperaturas también estuvieron por encima de lo normal, no fue tan cálido como los otros dos siguientes meses, «con una anomalía negativa en el caso de Almería capital». En cuanto a julio, «fue extremadamente cálido en varias capitales, destacando Granada con más de tres grados por encima de la temperatura media mensual». Por su parte, agosto fue un mes «muy cálido, aunque no tanto como julio», manifiesta.

Soriano ha precisado que en el caso de la evolución de las temperaturas en Sevilla, en junio «hay ciertas oscilaciones pero a partir de julio siempre se está por encima de la media tanto en máximas como en mínimas»; además, en los últimos años hay una evolución ascendente, con anomalías positiva prácticamente durante todo el siglo XXI, siendo en este último año de 1,5 grados en Sevilla capital, aunque la mayor es de 1,6 en 2009. En cuanto a Málaga, señala que «hay picos muy marcados debido a los vientos terrales».

El levante, muy superior a la media de agosto

Desde la Aemet también se han referido al «predominio claro» de los vientos de levante en Cádiz durante este pasado mes de agosto, cuando en este tiempo «lo habitual es un predominio de los vientos de poniente», por lo que, asegura, «ha sido un verano anómalo en este sentido». Y en cuanto a fenómenos extremos, que se pueden consultar en la web 'Sinobas' «no ha habido muchas cosas de junio a agosto», puntualiza Soriano.

Por último, subraya que «lo más significativo por poco habitual» del verano se ha dado en septiembre, «con picos de temperaturas a principios de mes muy superiores a las habituales» y valores «muy extremos». Así, precisa que se consiguieron efemérides del mes, con 42 grados en Huelva el día 5, 45,4 en Córdoba el día 6 y es mismo día 43,1 en Granada y 41,2 en Jaén. Además, los termómetros sevillanos llegaron a los 44,8 grados el día 5, superando de este modo los valores de junio, julio y agosto en varias estaciones, y el registro máximo anterior en septiembre que se situaba en los 42,6.

Balance nacional

Soriano ha hecho balance del año hidrológico a nivel nacional desde el pasado octubre hasta el 15 de septiembre, con acumulaciones próxima a la media en gran parte de España, ligeramente superiores en el noroeste y claramente inferiores en el este.

Además, y respecto a los termómetros, señala que del 1 de junio al 31 de agosto «ha habido una temperatura media de 24,2 grados, 1,2 grados por encima de la media del periodo 1981-2010», lo que hace que el de 2016 «se el verano más cálido desde 1965, por detrás de los veranos de 2003 y 2015, y por tanto, también el tercero más cálido desde el comienzo del siglo XXI».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios