SUCESOS

El ensañamiento con los ancianos de Bonares sorprende a los investigadores

Las víctimas mortales, de origen austríaco, denunciaron un robo un día antes del ataque

Exterior de la vivienda en la que sucedieron los hechos
Exterior de la vivienda en la que sucedieron los hechos - MIGUEL ÁNGEL JIMÉNEZ
M.ROSA FONT Huelva - Actualizado: Guardado en:

La Policía Judicial de la Guardia Civil investiga el doble crimen de una pareja de ancianos, de origen austriaco, cuyos cadaveres fueron encontrados en su propia casa, una vivienda ubicada en el campo, en el paraje La Cañada de Los Lobos de Bonares, que se encuentra a unos tres kilómetros de distancia del pueblo.

Mientras los investigadores tomaban ayer las primeras declaraciones en el municipio —cerrada ya la inspección de la casa— y se espera a los resultados de la autopsia para conocer la data de la muerte de la pareja, que rondaba los 70 años de edad, fuentes próximas al caso confirman que las victimas fueron golpeadas hasta la muerte.

En la mañana del miércoles, un albañil que había quedado con la pareja para llevar a cabo unos arreglos en la casa, dio la voz de alarma a la Policia Local después de que los dueños no respondieran a su llamada ni acudieran a abrirle, a pesar de que el vehículo se encontraba en la parcela.

La Policia acudió al lugar y accedió a la propiedad, encontrando a ambos ancianos en el suelo de la casa, molidos a golpes, dando aviso inmediato a la Guardia Civil que ayer permanecía buscando pruebas en el lugar de los hechos, sorprendida por el ensañamiento del autor o autores del crimen.

El juzgado que se ha hecho cargo de la investigación ha decretado el secreto de las actuaciones, las fuentes consultadas señalan al robo como una de las principales hipótesis del brutal ataque. De hecho, indicaron, las víctimas acababan de cobrar la paga.

El pueblo ha quedado conmocionado al conocer las violentas muertes de los ancianos, vecinos del pueblo desde hace unos 15 años, al que llegaron precisamente en busca de tranquilidad. El alcalde de Bonares, Juan Antonio García, hacia ayer un llamamiento a la tranquilidad al tratarse de «un pueblo tranquilo, en el que no suele haber problemas y menos sucesos trágicos como el ocurrido ahora».

Sin embargo, el primer edil confirmó que poco días antes, las víctimas —que frecuentaban poco el pueblo— habían denunciado un robo. «En épocas de campaña, suelen darse algunos robos en las fincas de material agrícola o plantas», indicó. Desde ayer, el Ayuntamiento está tratando de localizar a los hijos, una hija residente en Madrid y un hijo, que vive en Bélgica, sin resultado hasta ayer.

El mismo día que se conocía el doble crimen de Bonares, en otro punto de la provincia, El Campillo, los vecinos protagonizaban una concentración para condenar el asesinato de otro anciano de 77 años, ocurrido la semana pasada, también en una finca, hechos que la Guardia Civil afirma de momento que no están relacionados.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios