Instituciones penitenciarias

Bódalo inicia una huelga de hambre en la cárcel por «acoso, vejaciones y amenazas»

El SAT asegura que un funcionario propició su internamiento en una celda de aislamiento

Andrés Bódalo permanece en la cárcel de Jaén desde marzo de 2015.
Andrés Bódalo permanece en la cárcel de Jaén desde marzo de 2015.

Andrés Bódalo ha iniciado una huelga de hambre en protesta por el «acoso, vejaciones, amenazas y persecución» que, según el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), sufre en la cárcel de Jaén, donde cumple desde el pasado mes de marzo una condena de 3 años y medio por agredir a un concejal socialista durante una movilización jornalera.

El SAT asegura que Bódalo, ingresado dos veces en el hospital por una dolencia cardíaca, ha tenido que compartir celda con un preso condenado por homicidio, lo que ha motivado una convivencia difícil. Además, ha sido, según su sindicato, vejado y amenazado por un funcionario de prisiones que le dijo delante de sus hijos que en la cárcel lo pasaría mal.

Este funcionario de prisiones dio parte contra Andrés por una supuesta falta de respeto, por lo que el sindicalista fue condenado a permanecer 15 en una celda de aislamiento y a tres meses en rehabilitación, lo que supondrá que el próximo mes de enero no podrá obtener el tercer grado.

Andrés Bódalo ha mantenido en la cárcel, «a pesar de ser inocente y haber sido encarcelado injustamente», un comportamiento ejemplar, según su organización política, que denuncia que el dirigente campesino es maltratado en la prisión. Añade que el político de Podemos ha soportado todas las provocaciones en silencio, por lo que, según el SAT, la prisión han inventado la supuesta falta para evitar el posible beneficio penitenciario. 

Ante la huelga de hambre, el sindicato recuerda que Andrés no está en condiciones óptimas de salud. Al contrario, tiene graves problemas cardíacos que una huelga de hambre puede agravar. Si es así, la formacion del sindicalista responsabilizará a los dirigentes de Instituciones Penitenciarias en la cárcel de Jaén, ante la que se concentrará el SAT el próximo 9 de noviembre para exigir de nuevo su libertad.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios