CULTURA

La película hecha en Palma del Río que desapareció

«Re-inmigrantes» se rodó en Palma con Fernando Esteso de protagonista, pero tuvo escasa repercusión en salas

Imagen de la película
Imagen de la película "Re-Inmigrantes" - J.J.S.

A finales de agosto de 2015, coincidiendo con su Feria Real, Palma del Río se dejó llevar por la magia del cine y vivió tres semanas intensas de rodaje de una película que iba a servir para rescatar del olvido a Fernando Esteso, una de las estrellas del cine cómico español de los 70. Se rodaron escenas en muchas partes de la localidad, la piscina pública, el cementerio municipal, el Ayuntamiento e incluso el Palacio Portocarrero.

No obstante, más de un año después, todo el mundo se pregunta en el pueblo qué pasó con «Re-inmigrantes». Pues los únicos que pudieron verla en Palma fueron los que se acercaron al cine del Espacio Joven de Formación y Ocio el primer fin de semana de mayo. Después de eso, el olvido y el silencio.

Lo que poca gente sabe es que el pasado mes de abril, la Unión de Actores, en su función de representación sindical, emitió un comunicado sobre los métodos de contratación de actores seguidos en dos producciones anteriores del mismo director de «Re-inmigrantes», el manchego Óscar Parra de Carrizosa, llamados «Bajo un manto de estrellas» y «La espina de Dios».

Estos dos proyectos «se realizaron mediante contratos que la Unión considera como un fraude de ley, dado que no establecen un salario acorde al convenio colectivo de aplicación.

Mediante una cláusula que establece que el actor/actriz recibirá, pasado un año, el 1% del beneficio de la película, cantidad que los actores y actrices implicados no han percibido pasado el tiempo. Todo esto sin que se hayan realizado altas en la Seguridad Social, con el peligro que esto representa en cuestión de accidentes de trabajo y de pérdida de derechos futuros».

Uno de los actores principales de «Re-inmigrantes», con el que este periódico ha podido hablar y que no desea dar su nombre, ha asegurado que en la cita se empleó el mismo método y aún no ha visto un céntimo ni espera verlo ya a estas alturas.

Y es que, si no fuera por el trailer que se puede ver en Youtube y por la página web que creó la productora sobre el film, cualquiera pensaría que la película fue un (mal) sueño.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios