CULTURA

Gala apela a la esperanza en la apertura de una exposición permanente de su vida

La consejera de Cultura, Rosa Aguilar, dijo de él que «ha hecho suya esta tierra y ya es de aquí»

Antonio Gala, en su discurso inaugural de la exposición permanente sobre su vida
Antonio Gala, en su discurso inaugural de la exposición permanente sobre su vida - R. SERRANO.

Veinte minutos de un muy emotivo discurso, como de alguien que insiste en querer despedirse, fue la aportación esta mañana del escritor y poeta Antonio Gala al acto de apertura de la exposición permanente «Recuerdos de Antonio Gala» en la Fundación que lleva su nombre para Jóvenes Creadores. En sus palabras hubo dedicatoria a la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, presente en el acto, a la que denominó «alcaldesa eterna», pero, sobre todo, afloraron reflexiones de toda esa vida que ahora se refleja en la muestra.

«Para vivir de verdad se necesitan pocas cosas», señaló dirigiéndose al público como primer dardo, antes de hablar primero con los mas jóvenes, de los que apuntó que cuando se está en esa etapa «hombres y mujeres lo esperan todo de la vida y pronto y sentados a la puerta miran al final de la calle con la certeza de que el milagro aparecerá».

La juventud que se esfuma

La vida, en palabras suyas, es un camino en el que «lo que se anhela no tiene nada que ver con lo que de verdad se realiza», y advirtió de que «no siempre seremos jóvenes». De hecho, por propia experiencia, señaló que «la vejez de la que formo parte lleva todas las edades dentro: la capacidad de sorpresa de la infancia, la distancia del mundo de la adolescencia, el ímpuetu dela juventud y la seriedad de la madurez».

La consejera Aguilar señala algunas piezas de la muestra a su protagonista
La consejera Aguilar señala algunas piezas de la muestra a su protagonista- ROLDÁN SERRANO

Gala, para quien «las arrugas del corazón son las más difíciles de evitar», no obvió a la esperanza para los que temen el final. «La vida transcurre desde la esperanza hasta el recuerdo, pero si se ha vivido bien la esperanza regresa desde el recuerdo», a modo de perfecto círculo cerrado. Por ello, «evocamos todos juntos, muertos o no, a la esperanza».

«Antonio, te quiero una 'jartá'. Tú lo sabes»Rosa Aguilar

Por su parte, la propia Rosa Aguilar dijo del dramaturgo que era un «defensor de las libertades y comprometido por lo social», pero lo que más agradó al poeta fue que «él hizo suya esta tierra y ya es de aquí». Y añadió: «Te quiero una 'jartá'. Tú lo sabes».

En la exposición se pueden contemplar numerosos artículos personales, como parte de su famosa colección de bastones, y de su obra, entre los que se pueden encontrar alguno manuscritos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios