RELIGIÓN

Devoción mariana en la provincia

Cabra, Aguilar y Palma del Río homenajearon a sus respectivas patronas con procesiones por las calles

La Virgen de la Sierra de Cabra en la procesión de ayer
La Virgen de la Sierra de Cabra en la procesión de ayer - F. O.

La devoción por la Virgen marcó ayer gran parte de la jornada de muchos pueblos cordobeses. En Cabra se celebró la festividad de su patrona, Nuestra Señora de la Sierra, con la solemne procesión que recorrió las céntricas calles de la localidad. El cortejo partió a las 20.30 horas de la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción y Ángeles formado por representaciones de las distintas hermandades egabrenses, filiales, gremios y largas filas de devotos que participaron como alumbrantes.

Bajo el templete de estilo neogótico labrado por el platero Manuel Aceves en 1858, la señora lucía de forma especial ataviada con el popular «manto blanco» que bordaran las RR.MM. Agustinas Recoletas de la ciudad en la segunda mitad del siglo XIX, multitud de joyas y con un exorno a base de varas de nardos en las esquinas -de forma similar al pasado día 4 durante La Bajá- y un centro delantero de orquídeas blancas. No faltó el cántico del Coro del Centro Filarmónico Egabrense al llegar el paso de la Señora al edificio que alberga la sede de la centenaria institución musical y el canto de la Salve Popular en la Plaza de España junto al edificio Consistorial.

Aguilar de la Frontera también vivió una jornada festiva en torno a su patrona Santa María del Soterraño. A las doce del mediodía se celebró la solemne función religiosa en la parroquia que lleva su nombre con la participación del Centro Filarmónico Aguilarense. Y a las 20.00 horas comenzó la procesión con el acompañamiento musical de la Banda Municipal Sebastián Valero. La comitiva quedó integrada por representantes de todas las hermandades de la población así como autoridades civiles, militares y eclesiásticas.

Olor a nardos

La imagen de la patrona, como siempre, estuvo flanqueada por pomos de nardos que aportaron el característico olor a esta jornada de fiesta. La devoción a la imagen se remonta a más de 430 años cuando fue encontrada en unas obras de ampliación de la parroquia que ahora lleva su nombre.

Las actividades por la festividad de la Virgen de Belén, Patrona de Palma del Río, comenzaron a las 11.00 horas en la parroquia de la Asunción con una solemne misa cantada por la Coral Eloy Viro. A las 20.00 horas, María Santísima de Belén Coronada realizó su solemne procesión por las calles palmeñas, llevada por costaleros y acompañada por la banda municipal de música Nuestra Señora del Rosario de El Cuervo (Sevilla).

Sobre las 23.15 horas, al paso de la Virgen de Belén por la calle San Juan, la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno la recibía con una abundante lluvia de pétalos de rosa.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios