Manifestación en Murcia contra el desenso administrativo del club en 2014
Manifestación en Murcia contra el desenso administrativo del club en 2014 - ABC
REACCIONES

Los descensos administrativos que ya ejecutó LaLiga con Tebas y que ahora insinúa para el Córdoba CF

Guadalajara, Real Murcia y Elche ya sufrían la mano dura del presidente de LaLiga

CÓRDOBAActualizado:

La insinuación del presidente de LaLiga, Javier Tebas, con pinta de «amenaza» al Córdoba CF, sin citarlo expresamente, de que «incluso podría descender» administrativamente por «pagos a los jugadores fuera de los contratos oficiales», según el dirigente, ha sembrado de inquietud y las duras reacciones del cordobesismo en las redes sociales, a pesar de que es la medida disciplinaria más dura y que solo cabe en supuestos de reincidencia que no se producen en la entidad blanquiverde en este momento.

De hecho, la mano dura de Tebas con los clubes de menor rango por asuntos económicos ha sido llamativa desde accedió a la presidencia de LaLiga el 26 de abril de 2013. Ahora está a punto de cumplir cinco años en el cargo y el Juez de Disciplina Social, bajo su mandato, ya ha realizado tres descensos administrativos: al Guadalajara, al Real Murcia y al Elche.

Solo dos meses después de acceder al cargo, LaLiga, con Tebas al frente, mandó al Guadalajara a Segunda B en junio de 2013. Lo hizo el Juez de Disciplina Social, el mismo órgano que debería revisar el expediente disciplinario del Córdoba CF (si se abre, que aún no está incoado), por «irregularidades detectadas en el proceso de ampliación de capital de la entidad alcarreña». El club blanquiverde ha reaccionado también a las palabras de Tebas.

La temporada siguiente, en el verano de 2014, también hubo víctima. Fue el Real Murcia. Curiosamente, descendió administrativamente a Segunda B después de perder la semifinal del play off de ascenso a Primera con el Córdoba CF. LaLiga acordó por unanimidad por «el no cumplimiento de los ratios económicos finanacieros» previstos en la normativa de la patronal y la Ley del Deporte.

Solo hay un caso de un club que ha bajado de Primera a Segunda por descenso administrativo. Fue el caso del Elche en junio de 2015. Eso supuso la permanencia del Eibar en Primera. Tebas envió al Elche al descenso por «el mantenimiento de deudas por parte de dicha entidad con la Agencia Estatal de la Administración Tributaria». Son los precedentes de una insinuación de Tebas que amenaza la estabilidad del Córdoba CF, aunque la sanción de descenso sea imposible de aplicar en su caso por la ausencia de reincidencia en las supuestas conductas irregulares.