REUTERS

Trooping the ColourEl primer soldado en lucir turbante durante un desfile en honor a la Reina Isabel II

El joven militar, nacido en la India, se unió al ejército británico en enero de 2016

MadridActualizado:

la Familia Real británica al completo se preprara para asistir este sábado al tradicional desfile militar y espectáculo aéreo de «Trooping the Colour», introducido en 1748 para celebrar el cumpleaños de la Reina Isabel II y que suele tener lugar el segundo sábado de junio, una época del año de clima agradable.

Se espera que más tarde los miembros de la familia real comparezcan junto con Isabel II, que en realidad cumplió 92 años el pasado 21 de abril, en el balcón del palacio de Buckingham para presenciar las piruetas aéreas de los aviones militares y saludar a la multitud.

Alrededor de 1.000 soldados participarán en una de las ceremonias más esperadas por el pubelo británico. Un tradicional desfile que este año incorpora un llamativo cambio entre sus filas. El miembro de la guardia Charanpreet Singh Lall, de 22 años, utilizará turbante durante la ceremonia, un hecho que espera que sea visto como «un nuevo cambio en la historia», según explicó a la cadena BBC. Se decidió dar este importante paso con el objetivfo de alentar a las personas de diferentes religiones y orígenes a unirse al ejército británico. «Espero que la gente me mire, me reconozca y vean este gesto como un nuevo cambio en la historia», dijo. «También espero que más personas me quieran, no solo sikhs sino de otras religiones y orígenes diferentes, que se les anime a unirse al ejército».

Reuters
Reuters

El joven militar, quien se unió al ejército británico en enero de 2016, nació en Punjab, India, y se mudó a Reino Unido cuando apenas contaba unos meses de vida. El turbante que usará tiene una estrella ceremonial que coincide con los sombreros de piel de oso que llevan los otros soldados. «Estoy bastante orgulloso y sé que muchas otras personas están orgullosas de mí también», dijo. «Para mí, ser el primer sij que usa turbante y ser parte de la escolta es un gran honor y espero que para todos los demás también», aseguró. «Mi madre estaba llorando el día que me desmayé, así que me pregunto qué va a pasarle cuando me vea con esto».