Fachada de la Audiencia de Sevilla
Fachada de la Audiencia de Sevilla - Manuel Gómez

Justicia anuncia la creación de cuatro juzgados para Sevilla

Se refuerza la plantilla de fiscales con uno en Lora del Río y otro más en Dos Hermanas

SevillaActualizado:

El Ministerio de Justicia ha anunciado la creación en Sevilla de cuatro nuevas unidades judiciales y dos plazas en la Fiscalía Provincial para atender las necesidades de la Justicia, contribuir a su mayor eficacia y calidad y garantizar a los ciudadanos la protección judicial.

Las nuevas unidades judiciales de Sevilla serán: una plaza de magistrado en la Audiencia Provincial de Sevilla (penal, sección 1ª) como órgano judicial unipersonal y, como órganos judiciales colegiados: el Juzgado de lo penal 16 de Sevilla, el Juzgado de lo Social 12 de Sevilla y el Juzgado de primera instancia nº 30 de Sevilla. Además, se crea una plaza de fiscal en la Fiscalía Provincial de Sevilla (Sección Territorial Lora del Río) y otra en la Fiscalía de Área de Dos Hermanas.

En total en España se crearán ochenta nuevas plazas de fiscales, nueve de ellos para aliviar la sobrecarga de trabajo en Anticorrupción y uno que será el primer fiscal de sala coordinador para la protección de las personas mayores y con discapacidad.

Unas plazas que el Consejo de Ministros aprobó ayer mediante un real decreto que, según explicó la ministra de Justicia, Dolores Delgado, pretende ampliar después de cuatro años la plantilla del ministerio fiscal para reforzar la lucha contra la corrupción o dar respuesta a la criminalidad en el Campo de Gibraltar.

Junto a este real decreto, Delgado presentó otro por el que se crean 75 unidades judiciales. Ambas iniciativas forman parte, en la palabras de la ministra, del «plan de acción y de choque» del Gobierno para atender las necesidades de la justicia española y contribuir a una mayor eficacia.

Tras reiterar que el ministerio ha colaborado con el Consejo General del Poder Judicial y ha escuchado la opinión de las asociaciones de jueces y fiscales, Delgado explicó que de las 80 nuevas plazas de fiscales, nueve irán a parar directamente a la Fiscalía Anticorrupción.

«Eran absolutamente necesarias por el volumen de trabajo», defendió la titular de Justicia, que lamentó que esta sobrecarga en las causas que investigan delitos de corrupción dio lugar a comisiones de servicio. Además de los nueve fiscales anticorrupción y también para reforzar la lucha contra este tipo de delitos, se destinará un nuevo fiscal a la Fiscalía del Tribunal de Cuentas.

El resto de plazas irán a parar a aquellas fiscalías que en los últimos tres años hayan precisado medidas de refuerzo, como las del Campo de Gibraltar, con el objetivo de ofrecer una respuesta «judicial, proporcionada y adecuada al fenómeno de la criminalidad creciente» en esta zona.