Los pediatras y el personal sanitario aconsejan la vacunación
Los pediatras y el personal sanitario aconsejan la vacunación - ABC
SEPA CÓMO SE TRANSMITEN

Expertos advierten del aumento de los brotes de paperas en Sevilla por los antivacunas

El SAS afirma que entran dentro de la normalidad los registrados en Sevilla y que la incidencia está bajando en Andalucía

SevillaActualizado:

El secretario general de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (Sepeap), Cristóbal Coronel, ha manifestado que el brote de paperas registrado en Sevilla últimamente irá en aumento como consecuencia de los antivacunas y de una poblacion más suceptible a contraerla.

«Este brote y otros más de estas y otras enfermedades inmunoprevenibles como, por ejemplo, los casos de sarampión que se han comunicado recientemente también, cada vez irán en aumento como consecuencia de que la población es más susceptible debido a los viajes, flujos migratorios y los antivacunas a los que se le esta dando una publicidad que no va acorde ni con la ciencia ni con su representatividad en el conjunto de la población pero dado a su activismo llegan a ser “influencer” de otros. Ya la Organziación Mundial de la Salud los considera como uno de los peligros más importantes para la salud».

Añade que, según datos del sistema de Vigilancia Epidemiólogica de Andalucía, de la Consejería de Salud y Familias, los casos de parotiditis o paperas subieron en los dos últimos años, de tal forma que en 2017 se declararon 274 mientras que al año siguiente llegaron a 359.

«Probablemente —dice— estas cifras son menores a las reales por diversos motivos. Entre ellos, la complicación que supone para el médico y la familia declarar un caso de enfermedad obligatoria como es éste que obliga a la toma de muestras de sangre, saliva y orina y de los que, posteriormente, no sabemos los resultados de los mismos, pues estas muestras se envían al laboratorio y los resultados tardan o no se comunican adecuadamente».

Para la directiva de la Asociación Española de Vacunología, Rosario Cáceres, el movimiento antivacuna «es peligroso y puede ser potencialmente una amenaza pero actualmente son pocos en España y además nosotros tenemos amplísimas coberturas vacunales en Pediatría dado que los pediatras hacen una magnífica labor con las vacunaciones en niños y hacemos que sean voluntarias, no obligatorias como ocurre en otros países que han tenido que tomar esa medida».

«Pero ¡ojo! hay que estar alerta y pendiente de esos movimientos», apostilla.

Cristóbal Coronel
Cristóbal Coronel- ABC

En opinión de esta farmacéutica «pueden ser una amenza si se hacen más fuertes en este mundo gloablizado y se crea una moda de no vacunar que es como una cosa del primer mundo porque en los países subdesarrollados los niños se ponen en la cola tres y cuatro veces porque han visto la enfermedad».

La forma de hacer frente a esta posibilidad es que los sanitarios «demos mensajes consensuados y estemos todos unidos a favor de la evidencia científica».

En cuanto a los casos de paperas asegura que «hay pequeños brotes desde hace meses de parotiditis pero que, sin embargo, a fecha de hoy, Salud Pública no ha establecido ninguna medida poblacional general con respecto a ninguna cohorte».

«Cuando se produce un determinado aumento —agrega— derivado de que la efectividad de la vacuna frente a esta enfermedad, aunque buena, no es del 100%, se puede producir un pequeño acúmulo de casos. En estas situaciones las recomendaciones de Salud son revisar el estado de vacunación de los contactos directos y completar la inmunización, si fuera necesario».

El grupo IHP Pediatría también se ha posicionado a favor de mantener altas coberturas de vacunación para el control de enfermedades inmunoprevenibles.

Afirma que es el método más eficaz para evitar la propagación de enfermedades y que el descenso de las coberturas puede dar lugar a la aparición de brotes o «reemergencia de enfermedades que estaban olvidadas poniendo en riesgo a toda la población».

Habla de una «nueva onda epidémica que se inició a final de 2016 y que está siendo objeto de seguimiento por parte de la Consejería de Salud y Familias».

Respecto a las paperas, el SAS quiere transmitir un mensaje de tranquilidad a la población, «puesto que se trata de una situación que entra dentro de la normalidad». Fuentes de Salud afirman que desde el inicio de la vacunación con triple vírica al principio de los años 80, la incidencia de esta enfermedad viene siendo descendente en Andalucía y en España.

«No obstante —explican— se producen momentos de mayor incidencia cada cierto tiempo, como sucede actualmente. En Sevilla, desde principios de año hasta ahora se han registrado 137 casos».

Rosario Cáceres
Rosario Cáceres- ABC

Para valorar la gravedadde los casos, Saldu utiliza el porcentaje de los que son notificados que han sido hospitalizados y las defunciones, y según datos del pasado mes de enero no se ha dado cuenta de ninguna muerte y las personas ingresadas en Andalucía han sido de 1,45 por ciento.

Por otra parte, Salud recuerda que la prevención de esta enfermedad se basa en la vacunación mediante la vacuna triple vírica, incluida en el calendario vacunal infantil.

Actualmente se administran dos dosis, una a los 12 meses y otra a los 3 años.

No pasa por alto que, según establece el protocolo, en todos los casos se sigue el mismo procedimiento: identificar a las personas del entorno, revisar el calendario vacunal y vacunar a aquellas que no lo estén. Quedan exentas las nacidas antes de 1966, en tanto en cuanto se las considera ya inmunizadas.

Andalucía tiene una cobertura vacunal en triple vírica de en torno al 97% con la segunda dosis.

Está demostrado que, en el caso de la parotiditis, la vacuna no protege al 100%, de ahí que se puedan producir casos aislados o agrupados, según Salud.