Germán Ayora en la glorieta de los Ingenieros Industriales
Germán Ayora en la glorieta de los Ingenieros Industriales - Vanessa Gómez

EntrevistaGermán Ayora: «Hace noventa años Andalucía tenía un PIB industrial superior al de Cataluña»

Es presidente de la Asociación Territorial de Ingenieros Industriales de Andalucía Occidental y una de sus sanas obsesiones es que se conozca en sociedad al ingeniero

Actualizado:

-Tengo la convicción de que sin ingenieros, arquitectos y médicos el hombre no habría salido de la caverna.

-Efectivamente, los ingenieros como bien indica nuestro lema, hacemos que todo funcione, sin esa premisa volveríamos a etapas de escaso bienestar.

-Pero también estoy convencido que sin ingenieros, Andalucía se estanca…

-Andalucía necesita aumentar su PIB industrial para crecer y crear empleo de calidad. Para ello necesita de los ingenieros como colectivo de referencia.

-Pero se os hace poco caso. No chilláis mucho…

-Por eso hoy uno de cada tres trabajadores andaluces lo hacen en el comercio o en la hostelería y solo uno de cada diez en la industria.

-Cómo me va a hablar usted de industria en una comunidad que ha sido condenada a ser la camarera y la piscina de Europa…

-Andalucía hace noventa años tenía un PIB industrial superior al de Cataluña. Y por una mala política o estrategia hemos llegado a donde estamos.

-Lo peor de todo esto es que si no estás en el escaparate, no existes. Y es realmente una injusticia porque el ingeniero andaluz tiene muy buena marca profesional…

Creo que los ingenieros andaluces son líderes mundiales en muchos sectores y hay que reconocerle su participación directa en el progreso y desarrollo de Andalucía.

Para luchar contra esa opacidad social del ingeniero, la asociación que preside inauguró en 2008 el foro «Diálogos por Andalucía». ¿Qué son esos diálogos?

El foro nace como un canal de comunicación con la sociedad. Es un punto de encuentro para tratar con independencia, rigor y libertad temas que propicien el desarrollo, económico y social de nuestra comunidad.

Hoy, concretamente, el cantautor José Manuel Soto, intervendrá en el foro para hablar del «Orgullo de ser español». Es curioso que tanto la ingeniería como la españolidad estén condenadas a cierta oscuridad.

En este mundo globalizado hay que exponer las cosas y no darlas por supuesta. En este caso es acertado el símil con el poco reconocimiento de la realidad y los símbolos de los que debemos estar orgullosos todos los españoles.

¿Es muy grande la brecha entre la comunidad andaluza y las más avanzadas de España por falta de proyectos ambiciosos de ingeniería y obras públicas?

Yo creo que la brecha más amplia se da más en la industria, que en Andalucía apenas contribuye a un 12% de su PIB, mientras que hay comunidades que están por encima del 25%.

¿Cuántas carreteras se han hecho en Andalucía desde la autovía del 92?

Se han terminado pocas carreteras. Se emprendieron muchos trabajos pero la crisis suspendió muchas actuaciones ya iniciadas. Obligó a priorizar los presupuestos para otras prestaciones en detrimento de la inversión en infraestructuras.

La ingeniería tiene un caldo de cultivo concreto: desarrollo industrial e inversiones en I+D+i. ¿Verdad?

Así es. La ingeniería debe de tener un papel muy relevante en el crecimiento económico y en la generación de empleo. Es un instrumento esencial para la industrialización de Andalucía.

La crisis de 2008 llevó al paro al setenta por ciento de arquitectos. Y a los ingenieros a instalarse lejos de donde se formaron. ¿Pasará lo mismo con la que se viene anunciando?

Las perspectivas de una nueva crisis no parecen que sean de la misma magnitud de la que nos asoló en 2008. En aquella ocasión muchos de nuestros compañeros emigraron a otros países para seguir trabajando y siguen fuera.

¿Es usted optimista con el futuro de Airbus en nuestra tierra?

Sería lamentable que tras haber hecho la proeza de atraer la industria aeronáutica a Andalucía, se malograse.

¿El crack de Abengoa deja a Andalucía huérfana de ingenieros?

Es una lástima lo de Abengoa, que fue una empresa que contribuyó a un desarrollo especialmente importante de la ingeniería andaluza. Pero hay otras empresas vinculadas con la ingeniería que están tomando el relevo y que espero nos den muchas satisfacciones.

¿Los parques tecnológicos andaluces dieron lo que se esperaba de ellos?

No se cumplieron todas las expectativas pero son una fortaleza para el desarrollo del tejido empresarial andaluz que hay que aprovechar.