El detenido ha pasado a disposición judicial este lunes a primera hora en los juzgados de Sevilla - ABC
Tribunales

En libertad provisional el cazador que disparó por error a un niño durante una montería en Guillena

El juez le ha impuesto la prohibición de practicar cualquier actividad relacionada con la caza y debe entregar sus armas a la Guardia Civil

SevillaActualizado:

El titular del juzgado de Instrucción 16 de Sevilla ha puesto en libertad provisional al detenido por haber disparado por error a un niño este pasado fin de semana durante una montería que se celebró en Guillena, según han confirmado fuentes del TSJA. Aunque el cazador ha quedado en libertad, el juez le ha impuesto una serie de medidas como la obligación de comparecer en el juzgado cada vez que sea citado y la prohibición de practicar cualquier actividad relacionada con la caza. Le ha retirado la licencia para portar armas, las cuales deberá entregar a la Guardia Civil.

El detenido, de origen italiano aunque de nacionalidad argentina, fue puesto a disposición judicial este lunes a primera hora y sobre las doce lo recibía el juez en su despacho en calidad de investigado por un delito de homicidio imprudente. Y en esa condición lo ha mantenido tras oírle en declaración durante más de una hora.

No vio al niño

Según ha explicado al juez, el accidente se produjo con la montería ya iniciada y cuando él se encontraba en su puesto. Ha declarado que no vio al niño y que sólo escuchó un ruido, se movió de su sitio, hizo un giro de 90 grados y disparó, creyendo que era una presa. También ha afirmado que desconocía la ubicación del resto de puestos desde donde tiraban los otros cazadores que participaban en el evento. Durante la declaración ha dicho que no sabía que había un niño en la montería.

El cazador, un arquitecto afincado desde hace años en El Puerto de Santa María, tiene licencia de caza, todos los permisos de arma en regla y seguro de responsabilidad civil para practicar la actividad cinegética. Tiene 60 años y mucha experiencia en cacerías.

El cazador fue detenido este pasado fin de semana después de que se confirmara que el disparo que había alcanzado al pequeño había salido de su escopeta. El equipo de Policía Judicial de la Rinconada del Instituto Armado se personó en la finca La Lapa, en el término municipal de Guillena, poco después de producirse el fatal accidente e inició unas pesquisas que el juzgado declaró secretas esa misma mañana.

El investigado participaba en la montería a la que también había acudido la familia del niño en un coto privado donde se organizan cacerías los fines de semanas durante la temporada. El padre es aficionado a la caza, aunque en el momento del accidente, el pequeño se encontraba con el abuelo, según indicaron a ABC fuentes municipales del Ayuntamiento de Écija de dónde procede la familia.

El juez ha citado para el próximo 8 de febrero al resto de cazadores que participaron en el evento y al organizador de la montería. Quiere conocer la ubicación que tenía cada tirador y si se cumplían todas las normas de seguridad en el evento.