Una valla separa las obras que se realizan en el Centro Universitario de Enfermería y el colegio
Una valla separa las obras que se realizan en el Centro Universitario de Enfermería y el colegio - A. O.
BORMUJOS

Los padres denuncian el peligro de unas obras colindantes a un colegio en Bormujos

Los padres del CEIP Santo Domingo de Silos piden que se paralicen por motivos de seguridad, incluso han denunciado ante la Inspección de Trabajo y la Seguridad Social

ALBERTO OTERO
BORMUJOSActualizado:

Los padres del CEIP Santo Domingo de Silos de Bormujos denuncian la inseguridad constante y los riesgos para la actividad y seguridad en el colegio que, a su juicio, ocasionan las obras del Centro Universitario de Enfermería San Juan de Dios, colindantes a las aulas de Infantil y cuyo patio ha sido clausurado por decisión de la dirección del colegio.

Desde el AMPA apuntan que las molestias ocasionadas por las obras vienen desde el inicio de las mismas hace ya más de dos años, pero la situación de inseguridad vivida el pasado 24 de enero detonó la paciencia de los padres, quienes han interpuesto una denuncia ante la Inspección de Trabajo y la Seguridad Social.

Un vídeo difundido por el AMPA Juan Diego permite observar cómo en horario escolar, y con el alumnado de Infantil en el patio, maquinaria pesada realizaba movimientos de tierras en la zona próxima.

En el vídeo y otras imágenes tomadas se aprecia cómo cede la valla del centro y única contención frente a las obras, cuyo suelo presenta un desnivel frente al del colegio.

En la denuncia, a la que ha tenido acceso ABC, se relata esta situación y otras vividas, como la «realización de obras con equipos de soldaduras en horario de uso de las instalaciones con riesgo evidente por las partículas incandescentes y no incandescentes desprendidas por la operación sin la utilización de lonas o cubiertas ignífugas».

Además, denuncian la gran cantidad de tierra acumulada en la zona colindante al muro de contención del centro escolar «que ejerce una presión no prevista con el riesgo de rotura del mismo» y la existencia de una fuga de agua por uno de estos muros procedente de la propia obra encharcando el patio de primaria y la zona de huerto escolar «sin que se haya procedido a su solución».

El presidente del AMPA, Antonio Muñoz, declaró a este periódico que «el Ayuntamiento debería paralizar las obras de inmediato ante la evidente situación de riesgo».

Por su parte, desde el Consistorio apuntan que comprenden las molestias y la preocupación de los padres, aprueban la decisión de la dirección del colegio de clausurar el patio de Infantil y aseguran estar «atentos y vigilantes a la seguridad de la obra», que han visitado técnicos el delegado de Urbanismo.

Sin embargo, el Ayuntamiento entiende que la obra transcurre sujeta a la normativa.

Material apilado sobre las vigas A. O.
Material apilado sobre las vigas A. O.

Otra de las demandas del AMPA se refiere al horario de entrada y salida de camiones para que no coincida con el de la entrada y salida de los niños. Algo que se acordó en 2015 y que durante algunos meses se mantuvo, pero que según los padres ya no se respeta.

Éstos se sienten «indefensos» pese a haber tenido numerosas reuniones con el Ayuntamiento, además de haber puesto en comunicación de la Orden San Juan de Dios estos asuntos «sin que se haya llegado a solucionar nada».

«Siempre nos han dicho que todo está sujeto a normativa», relata Muñoz, en desacuerdo y que entiende que en cualquier caso las demandas de los padres «son de sentido común».

Las obras han causado otras molestias como el incremento de las temperaturas en diez aulas, que al cerrar las ventanas por el polvo y ruido han perdido la capacidad de ventilación. El AMPA reclamó el acondicionamiento climático de las mismas desde 2016, pero finalmente tuvo que hacer frente a la inversión con recursos propios.