Es noticia:

Gran Hermano Otros casos de acoso sexual en Gran Hermano

Repasamos algunos episodios similares ocurridos en las ediciones de Gran Hermano de otros países

José María fue expulsado fulminantemente de Gran Hermano por un presunto caso de abuso sexual
José María fue expulsado fulminantemente de Gran Hermano por un presunto caso de abuso sexual - TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Esta semana la dirección de Gran Hermano tomaba una decisión contundente, y también muy cuestionada. José María sería expulsado de la casa de Guadalix de la Sierra por «una conducta intolerable». El programa, además, consideraba «oportuno» que, «por el momento», Carlota también abandonase el programa. La razón era un supuesto caso de abuso sexual que ya está en manos de la Guardia Civil.

La expulsión disciplinaria es una medida a la que muy pocas veces ha querido recurrir, pero en esta ocasión la decisión fue fulminante. Hasta ahora, los motivos que llevaban a la expulsión a los concursantes de Gran Hermano eran las actitudes violentas, los comentarios fuera de tono o por saltarse las reglas del programa. El caso de José María es inédito, pues nunca se había actuado contra ningún concursante por abuso sexual.

Sin embargo, en las ediciones de Gran Hermano de otros países ya se han registrado casos similares. Ya en 2006, la edición australiana del reality tuvo que expulsar a dos varones por abofetear con el pene en la cara a una compañera. No obstante, el programa tuvo que rectificar, pues la supuesta víctima entendió que simplemente se trataba de una broma de mal gusto.

También «Big Brother África» tiene en su historial episodios similares. En 2015, dos concursantes fueron expulsados por dos casos diferentes de agresión sexual. En uno de ellos Adams, el agresor, fue acusado por su compañera Bexx de haberla forzado a mantener relaciones sexuales con él. En el otro caso fue otro concursante, Kenem, el sancionado por abusar sexualmente de una compañera mientras dormía.

A comienzos del 2012, Brasil vivió un hecho similar. Tras una fiesta celebrada por los concursantes del programa, uno de ellos, Daniel, presuntamente, abusó de una de sus compañeras Monique, que estaba bajo los efectos del alcohol. Se trata de un caso muy similar al ocurrido esta semana en nuestro país, no solo por el estado de embriaguez de la víctima, sino también por cómo sucedió el presunto acoso: ocultos bajo las sábanas.

Los Gran Hermano de países europeos no se libran de esta lacra. Reino Unido vivió un caso en su edición VIP, cuando uno de los concursantes tocó sin consentimiento los pechos de una compañera. La propia chica denunció lo ocurrido y su agresor fue expulsado de inmediato. Mucho más grave es el caso de Suecia, donde dos hombres encerraron a una compañera en la habitación y la forzaron a hacerles una felación. Como es obvio, ambos fueron expulsados sin contemplaciones.

También otros realities han tenido que lidiar con estas situaciones, como es el caso del estadounidense Bachelor in Paradise. Una de las concursantes denunció que uno de sus compañeros había abusado de ella mientras se encontraba en estado de embriaguez. Warner Bros, la productora del programa, tomo una decisión muy distinta a la de Mediaset: paralizó inmediatamante el rodaje para investigar lo ocurrido. La filosofía de Gran Hermano parece ser otra: el espectáculo debe continuar.